¿Eres un robot? Los captchas ya no podrán seguir parándote los pies en la red

los captchasLos captchas son ese molesto sistema de ‘reconocimiento de humanos’ que te obliga a identificar pasos de cebra o completar códigos imposibles para poder registrarte en una red social.

A pesar de su molesta naturaleza, existe un método que hasta ahora ha resultado de lo más efectivo a la hora de limitar la creación de cuentas falsas en muchas redes, los captchas. A pesar de ello, parece ser que las grandes compañías tecnológicas ya han dado inicio a sus pruebas para el desarrollo de un nuevo sistema que permita diferenciar humanos y bots, el cual pondrá fin de una vez por todas a las pruebas relacionadas con completar códigos o identificar pasos de cebra, semáforos, etc…

Los captchas, la policía de Internet

Al igual que cuando nos paran en un control policial en la vida real, el hecho de entorpecer nuestra navegación web por tener que completar un captcha resulta de lo más molesto. Al igual que los avisos para aceptar las cookies, las pruebas para comprobar si eres humano hacen más tediosa nuestra navegación; sin embargo, parece que compañías como Apple, Google, Cloudflare y Fastly ya se encuentran trabajando en la actualidad con el objetivo de decir adiós a este tipo de protocolos de seguridad, sustituyendo dicha tecnología por Privacy Pass.

Este nuevo sistema de identificación, permite conocer al internauta como si fuera una persona legítima y no una cuenta automatizada de una forma menos intrusiva. Un nuevo identificador de acceso, tendrá la capacidad de confirmar que el usuario es humano generándose de forma automática al hacer uso del PC o un dispositivo móvil. Pasos previos en estos dispositivos como la autenticación biométrica o la forma en la que se sostiene un smartphone con las manos y el movimiento que se realiza con él, permitirán identificar a los humanos reales y limitar a los bots.

Se conoce que este sistema es anónimo y aleatorio, por lo que se suma una ventaja más al propio proceso de identificación existente hasta el momento, el cual sí almacenaba datos sobre el número IP de los usuarios.

El cambio llega en otoño

A pesar de que los captchas nacieron allá por el año 2000 con el objetivo de prevenir que cuentas automatizadas pudieran abusar de ciertos servicios web, los días de los procesos manuales están terminando y también lo hacen para los captchas. Durante el próximo otoño, los diferentes navegadores y soportes web tratarán de ir integrando este nuevo sistema, algo que incluso Apple ha anunciado que incluirá en la actualización iOS 16 que está prevista para esas fechas.

Según Cloudflare, los humanos emplean un tiempo agregado equivalente a unos 500 años diariamente en la resolución de captchas, un tiempo que puede que dentro de poco nos ahorremos por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.