Coágulos cerebrales: un robot con forma de lombriz para combatirlos

Un robot en forma de lombriz para limpiar coágulos cerebrales

Científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (EE UU) han diseñado un robot en miniatura, con forma de lombriz, capaz de deslizarse con la mínima fricción a través de entornos estrechos y de difícil acceso como venas y arterias. También podría ser útil para eliminar coágulos cerebrales.

El objetivo del proyecto, del que da cuenta Sinc y que ha sido publicado en la revista Science, es que el dispositivo funcione como una futura herramienta médica. Así se muestra en este vídeo, en el que se desliza por un modelo de silicona del sistema vascular cerebral que tiene múltiples aneurismas.

rayos láser contra coágulos cerebrales

Esta nueva tecnología está compuesta por un esqueleto de polímero blando conmicropartículas magnéticas, que se mueven por la fuerza de campos magnéticos aplicados externamente. El robot está recubierto de una ‘piel’ de hidrogel autolubricante para reducir la fricción y para que pueda deslizarse a través de las venas.

Además, tiene un núcleo interior que emite rayos láser, con el que el robot podría deslizarse por la el sistema vascular cerebral y eliminar, por ejemplo, coágulos cerebrales.

Aproximadamente el 80% de todos los accidentes cerebrovasculares son isquémicos, lo que significa que están causados por  un coágulo que bloquea u obstruye un vaso sanguíneo en el cerebro.

robots inspirados en animales

El reino animal se está mostrando como un territorio muy fértil para inspirar a los desarrolladores de robots. Ya contamos con robots abejas, con robots pulpos, robots peces

Francisco Martín-Martínez, que lleva tres años en el MIT y se ha especializado en el diseño y modelización de materiales, explicó a Nobbot que la mayoría de los problemas que se intentan abordar con la tecnología «ya han sido resueltos antes por la naturaleza, casi siempre de una manera mucho mejor que lo que podamos desarrollar, así que para nosotros es una gran fuente de inspiración”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *