El consumo de energía de la sociedad digital afecta al planeta

Treinta búsquedas en Google corresponden a la energía necesaria para hervir un litro de agua

Consumo de energía en la sociedad digital. El premio Nobel de Física, Albert FertLo digital, tan inasible y en apariencia neutro, tiene consecuencias en nuestro entorno, en la salud del planeta. El premio Nobel de Física, Albert Fert, pone un ejemplo muy ilustrativo: el consumo de energía de treinta búsquedas en Google permitiría hervir un litro de agua.

En una entrevista concedida a la agencia SINC, este investigador reflexiona sobre cuestiones relacionadas con nuestra vida digital que nos pasan desapercibidas, y se muestra especialmente preocupado por el consumo de energía asociado al desarrollo tecnológico.

Para el director científico de la Unidad Mixta de Física del CNRS/Thalès en Francia, el reto en la mejora de los ordenadores y discos duros es encontrar nuevos materiales que permitan reducir el consumo de energía. “El 20 % del consumo de electricidad del mundo en 2030 vendrá de la transmisión digital de los datos”, dice el físico, citando un estudio publicado en la revista Challenges.

consumo de energía para procesar datos

“Como cada vez más cosas pasan por internet, el consumo energético de los data center aumentará en los próximos diez años en un factor 10”, señala el físico francés. Un ejemplo: un centro de datos de Google en EE. UU. gasta tanta energía como la ciudad de San Francisco.

“Gastamos inútilmente cuando buscamos en internet. Con un ordenador podríamos encontrarlo directamente pero, por pereza, volvemos a pasar por Google y creamos enlaces para llegar a una web”. Ni siquiera las energías renovables, como la solar y la eólica, son capaces en la actualidad de compensar el gasto energético de los ordenadores.

Este consumo energético de la tecnología, que aumentará con la creación de la computación en la nube y conexiones de inteligencia artificial, solo podrá ser paliado por…la tecnología. Aquí Albert Fert, se muestra esperanzado con la puesta a punto de ordenadores cuánticos que consumirán mucho menos y podrán imitar la forma de procesar datos de nuestro cerebro.

Eso sí, el Premio Nobel francés reconoce que aún estamos muy lejos de ese escenario. “Para ello habría que realizar una sinapsis con 50 transistores y una neurona con 500 y esto es enorme. Si quisiéramos realizar algo con la potencia del cerebro necesitaríamos un ordenador del tamaño de Madrid”, explica.

Fotografía de Adeline Marcos (SINC)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *