Usar el WC en la Luna es un quebradero de cabeza para la NASA

Crear un váter planetario para defecar en la Luna. ¿Quieres ayudar a la NASA?

Ir al baño es una de las cosas más mecánicas que concibe nuestro cerebro. Normalmente, tan solo tenemos que buscar un retrete si el deber nos llama y, a partir de ahí, poca preocupación por el funcionamiento del mismo. Pero en otros lugares ir al excusado puede resultar un verdadero quebradero de cabeza. Y sino que se lo digan a la NASA, que se está rompiendo los sesos para que los astronautas puedan hacer sus necesidades en la Luna sin ponerlo todo perdido. Vaya, todo un desafío.

El caso es que, utilizar el wc con gravedad cero no es moco de pavo. Por eso, la NASA ha pensado en diseñar un nuevo modelo que elimine esta problemática tan escatológica durante el Project Artemis, es decir, el plan de la NASA y el gobierno de los EEUU para volver a la Luna en el año 2024. La cosa, a riesgo de parecer exagerados, no es ni mucho menos sencilla así que, si alguno de vosotros tiene una buena idea, quizá pueda colaborar en el desarrollo de este váter planetario.

Defecar en la luna, todo un reto

Si pensamos en un inodoro que se adapte a la Luna, deberíamos imaginarnos algo pequeño y eficiente que sea capaz de trabajar correctamente en gravedad cero. De momento no existe ningún prototipo que se haya adaptado a las necesidades exigidas. Por eso, se ha lanzado el Lunar Loo Challenge, una competición en la que cualquiera puede poner a trabajar su cerebro por el bien del tránsito intestinal de los astronautas.

NASA

El proyecto ha sido organizado por HeroX y los ingenieros de la NASA han dejado muy claras las pautas que deben seguir los proyectos que se presenten. Entre ellas, destaca el hecho de que este váter no debe pesar más de 15kg y ha de ser capaz de recoger hasta un litro de orina por cada uso, con una media de seis usos al día por cada grupo de astronautas. Siendo realistas, aquellos que quieran involucrarse en esta tarea deben tener en cuenta que la diarrea, por ejemplo, también existe en el espacio exterior.

Si queremos que nuestro wc sea totalmente efectivo, es importante que sea capaz de almacenar todas las sustancias de forma segura, más que nada para no exponer a la tripulación y para que no estén flotando entre fluidos varios. Este Lunar Toilet Challenge tiene un premio total de 35.000 dólares que se compartirá entre los equipos que presenten los tres mejores diseños en la categoría Técnica. Además, existen dos categorías, técnica y ‘junior’, esta última para menores de 18 años. ¿Aceptáis el desafío?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *