Naves inteligentes en manos de robots para la exploración espacial

Un calcetín, clave para el futuro de la exploración del cosmos

Astrobee / exploración espacialUn robot Astrobee, desarrollado por la NASA, detectó de forma autónoma el calcetín de un astronauta que simulaba un objeto extraño que bloqueaba los sistemas de ventilación de la Estación Espacial Internacional (ISS). Estos ensayos avanzan el futuro papel de los robots en la exploración espacial.

En la simulación, los sistemas de soporte vital de la estación detectaron una alta concentración de dióxido de carbono. Una situación similar en la realidad podría ser muy peligrosa para las siete personas que viven y trabajan a bordo del laboratorio de microgravedad.  Durante la prueba, el pequeño robot en forma de cubo navegó por la estación para encontrar la ubicación designada como un «respiradero» utilizado para la circulación del aire de la cabina, y usó su sistema de visión para detectar el objeto extraño que bloqueaba el respiradero: un «calcetín de astronauta», representado por una imagen impresa de un calcetín. Entonces, el robot pidió ayuda para despejar el bloqueo. 

Esta simulación marcó el final de la primera fase de prueba del software diseñado para permitir operaciones autónomas de los sistemas operativos y robóticos de una nave espacial. El nombre del software es ISAAC , el sistema integrado para el mantenimiento autónomo y adaptativo. «ISAAC es mucho más que una simple herramienta de gestión para nuestros sistemas de robótica y naves espaciales», dijo Trey Smith, director de proyectos de ISAAC en el Centro de Investigación de la NASA en Silicon Valley de California. «Nuestra visión a largo plazo es que puede transformar una nave espacial en un sistema robótico autónomo».

exploración espacial asistida

Las futuras misiones de la NASA se aventurarán cada vez más lejos de la Tierra. Esto significa que algunas naves y estaciones espaciales, como el puesto avanzado Gateway, no estarán tripuladas continuamente como lo está la estación espacial. Gateway, que orbitará cerca de la Luna y será un modelo para futuras misiones a Marte, solo puede albergar una tripulación humana seis semanas al año, pero deberá mantenerse durante todo el año.

La vida actual en la estación espacial es una comunicación casi constante: entre astronautas, robots como los Astrobees que vuelan libremente, sistemas de estaciones, equipos científicos en la Tierra y más. Los controladores humanos en la Tierra manejan muchos de estos complejos programas y sistemas, pero en el futuro, cuando la NASA viaje a otros destinos donde los humanos no siempre estarán presentes, eso va a cambiar.

«Cuanto más nos adentremos en el espacio, más inteligentes deberán ser nuestras naves espaciales y nuestros sistemas robóticos. Esperamos que ISAAC sea un asistente de los futuros astronautas, incluso cuando no estén allí», explicó Trey Smith.

Fuente: NASA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *