Un tatuaje temporal de grafeno para recuperar el habla

Una garganta artificial que se pega a la piel para devolver el habla

Hablar nos parece una actividad sencilla pero, en realidad, se trata de un proceso muy complejo que involucra movimientos de la boca y vibraciones de las cuerdas vocales, dentro de la garganta. Si estas sufren lesiones, una persona puede perder la capacidad de emitir sonidos reconocibles.

Ahora, investigadores del Instituto de Microelectrónica de Beijin han publicado un trabajo en ACS Nano en el que afirman haber desarrollado una garganta artificial portátil, fabricada en grafeno, que, cuando se pega al cuello como si fuera un tatuaje temporal, puede transformar los movimientos de la garganta en sonidos. 

sensores de grafeno

Hasta ahora, los científicos han desarrollado sensores que detectan los movimientos en la piel humana, como el pulso o los latidos del corazón. Sin embargo, estos dispositivos no pueden convertir estos movimientos en sonidos. Los investigadores chinos desarrollaron un prototipo de garganta artificial con ambas capacidades, pero debido a que el dispositivo necesitaba estar pegado a la piel, no era lo suficientemente cómodo para usarlo durante largos períodos de tiempo.

garganta de grafeno

Entonces, los investigadores se pusieron manos a la obra para desarrollar una garganta artificial más fina, similar a la piel, que se adhiriera al cuello como un tatuaje temporal. Para ello utilizaron grafeno que grabaron con láser en una delgada película. El dispositivo flexible mide 1,5 por 3 centímetros.

Los investigadores utilizaron agua para unir la película a la piel sobre la garganta de un voluntario y la conectaron con electrodos a un pequeño brazalete que contenía una placa de circuitos, amplificador de potencia y decodificador.

Cuando el voluntario imitó silenciosamente los movimientos del habla en la garganta, el instrumento convirtió estos movimientos en sonidos emitidos, como las palabras «OK» y «NO». Los científicos dicen que, en el futuro, las personas mudas podrían ser entrenadas para generar señales con sus gargantas que el dispositivo traduciría en discurso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *