El litio revoluciona México mientras España se lo toma con más calma

Litio MéxicoMéxico es el más reciente ejemplo de la nueva “fiebre del oro” desatada por el litio. Mientras tanto, España se lo toma con más calma y aunque existen importantes mineralizaciones del llamado “oro blanco”, no hay ninguna explotación activa.

Del México lindo al México litio. Por iniciativa de su presidente, Andrés Manuel López Obrador, México ha decidido que la exploración, explotación y aprovechamiento de este mineral “quedará a cargo de un organismo público descentralizado”. Con esta nacionalización, México quiere obtener provecho de una materia prima cuyo precio parecen no tocar techo.

el precio del litio, desbocado

De acuerdo con datos de Fastmarkets, el precio del hidróxido de litio, se ha incrementado en 157,85 por ciento en lo que va del año y parece que este crecimiento se vaya a ralentizar si tenemos en cuenta que no hay suficiente capacidad de recursos primarios de litio en desarrollo para satisfacer la demanda prevista para el futuro, sobre para fabricación de baterías destinadas a vehículos eléctricos, electrónica de consumo y almacenamiento energético.

La demanda de litio en todo el mundo se disparará hasta 3,3 millones de toneladas métricas en 2030, como mínimo, después de un aumento medio del 25% en cada ejercicio, según un estudio de la consultora McKinsey. «Debido a los cortos plazos de entrega asociados con la nueva producción de litio, solo tenemos una visibilidad de 2,7 millones de toneladas métricas de suministro de litio en 2030; esperamos que el resto de la demanda se satisfaga con expansiones totalmente nuevas y abandonadas recientemente anunciadas», indican los autores del informe.

A principios de marzo de 2022, el precio del carbonato de litio había superado los 75.000 dólares por tonelada métrica y los precios del hidróxido de litio habían superado los 65 000 dólares por tonelada métrica frente a un promedio en cinco años de 14.500.

Hasta Elon Musk mostró su preocupación en Twitter por este incremento desbocado del precio de un mineral que será clave para el futuro, una situación que se ha acelerado con la guerra en Ucrania.

fiebre en méxico por el litio

La fiebre de México por el litio se justifica por esta situación, que vaticina grandes beneficios económicos en el futuro y  porque es uno de los países en los que se encuentra este mineral estratégico si bien aún no hay explotaciones y la medida ha sido recibida con ciertas dudas sobre su rentabilidad e impacto medioambiental.

De hecho, México todavía no es un país exportador de litio, pero esa situación podría cambiar cuando arranquen proyectos de extracción como el de Bacanora, en el estado de Sonora. Es el “proyecto minero de litio con mayores reservas probadas a nivel mundial con 243.8 millones de toneladas”, según la revista Mining Technology.

En todo caso, este interés del gobierno mexicano por el litio es un indicador de la importancia que esta adquiriendo este mineral.

litio en méxico, ¿y en españa?

Litio en México
En el municipio de Bacadéhuachi en Sonora se pretende abrir la primera mina de litio en México. Fuente ejatlas.com

En nuestro país existen importantes mineralizaciones de litio, localizadas en Galicia, en Castilla y León y en Extremadura. Sin embargo, desde 2011 no hay ninguna explotación activa, tal como explica en The Conversation Susana María Timón, del Instituto Geológico y Minero.

La experta considera que “su importancia económica y el riesgo en el suministro requiere plantearse la decisión sobre si explotar los recursos de manera responsable y disminuir la gran dependencia de las importaciones, o dejar nuestros yacimientos sin utilizar y seguir comprando las materias primas, necesarias para la transición ecológica, a otros países productores y al precio que marque el mercado internacional”.

Algunos de los estudios más actuales han llegado a establecer unos recursos declarados en la UE de 8.839.750 toneladas de óxido de litio. Esta cantidad se ha establecido teniendo en cuenta 27 depósitos potenciales en 9 países de la Unión, entre los que se encuentra España.

Susana María Timón cree que “si utilizáramos nuestros propios recursos mineros, con las fábricas de coches eléctricos y de baterías que ya están en funcionamiento, podríamos llegar a establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica en el país”. De hecho, la Comisión Europea, ha destacado el interés y la relevancia estratégica que estos proyectos de minas de litio en España podrían tener para el desarrollo de la industria automovilística.

En este sentido, Acciona ha anunciado un proyecto para fabricar baterías de litio en España junto a una de las principales empresas energéticas y tecnológicas del mundo, con sede en China.

protección del medioambiente

¿Y por qué no hay una apuesta más decidida por este mineral estratégico en nuestro país? La experta considera que, en parte, se debe a un exceso en la protección del medioambiente y eso que “España, así como el resto de países de la Unión, cuenta con legislaciones muy restrictivas en materia de explotación de yacimientos minerales, y no se pone en marcha una mina que no garantice el orden económico, social, cultural y ambiental del territorio”.

Como ejemplo de esta regulación restrictiva en Europa y Españala compañía Rio Tinto Minera acaba de paralizar, por la contestación social, su intención de explotar una mina de litio en Serbia, con una inversión de 2.400 millones de dólares.

Por su parte, Javier Sánchez, Director del Departamento de Recursos Geológicos para la Transición Ecológica (IGME-CSIC), declara a Libre Mercado  que «nos hemos establecido en lo que se denomina en el argot minero como posición NIMBY («Not in My BackYard», «No en mi patio trasero»), que viene a decir que todos queremos móviles de última generación, televisión de plasma, o vehículos eléctricos de grandes prestaciones, y la comodidad de vivir en una sociedad repleta de comodidades tecnológicas, pero al mismo tiempo casi nadie acepta que abran una mina al lado de su casa de la que extraer las materias primas necesarias para la fabricación de todos esos componentes».

Creen estos científicos que, aunque el reciclaje y la reutilización deben tener en el futuro un papel fundamental, para satisfacer la demanda actual es necesario el aporte de la minería.

protestas vecinales contra la minería del litio

Proyectos hay, pero no terminan de arrancar, unas veces por el rechazo de vecinal y otras por las reticencias de las propias autoridades regionales aunque, en fechas recientes, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, destacó el esfuerzo que se ha realizado «y se sigue realizando modificando normas para intentar hacer más flexibles la posibilidad de abrir industrias».

Mientras tanto, proyectos como el de la mina de San José de Valdeflores, que tuvo actividad minera hasta la década de los 70 y quiere ser el segundo yacimiento de litio en Europa, no terminan de materializarse.

Mina de litio a cielo abierto en San José de Valdeflores

Esta explotación trata de recuperar su actividad y asumir un papel clave en el impulso de la movilidad eléctrica ante la oposición de del ayuntamiento y los vecinos. Estos han manifestado su «gran preocupación por la cercanía que supone dicho emplazamiento, por posibles afecciones a la salud de las personas, al motor económico de la ciudad basado en el turismo y en el sector servicios, y por el riesgo que conlleva para el santuario de la patrona, la Virgen de la Montaña».

Señalan los vecinos que «en Cáceres, la población afectada sería de unos 100.000 habitantes y las cuadrículas mineras más cercanas se encuentran a 800 metros del casco urbano y a menos de 1,5 kilómetros del Hospital y del Campus Universitario».

Además, se recuerda que la extracción del litio requiere grandes volúmenes de agua, 1000 m3 por kg, y «Cáceres es deficitaria en recursos hídricos y con el cambio climático se está viendo agravada».

Ya veremos en qué quedan proyectos como este y si España perderá o no el tren que México se apresura a coger, encontrando, eso sí, el equilibrio entre el interés económico y la necesaria protección del medioambiente.

Foto de cabecera: Shutterstock / Henri Koskinen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.