Este coche con motor de hidrógeno recorre 2.000 kilómetros con un solo depósito

motor de hidrógenoVolkswagen está trabajando en el diseño de una nueva pila de combustible mucho más barata que promete recorrer hasta 2.000 kilómetros con un solo depósito. Lo mejor es que funciona con motor de hidrógeno.

2035 es el año en el que la Unión Europea ha decidido prohibir de forma definitiva los coches de combustión, una decisión que fuerza a las marcas de automóviles a desarrollar nuevos modelos de baterías eléctricas capaces de ofrecer una mayor autonomía con un solo depósito. Con este pretexto, Volkswagen ha anunciado que se encuentra trabajando en un nuevo modelo capaz de recorrer 2.000 kilómetros con una sola carga.

Este nuevo vehículo es un coche de hidrógeno y su nueva pila de combustible es mucho más barata que las actuales, por lo que la compañía ha corrido a solicitar el registro de una nueva patente para esta novedosa pila de combustible que se aleja de los modelos eléctricos actuales.

El futuro: motor de hidrógeno

Herbert Diess, director general de Volkswagen, ha sido muy crítico en el pasado con este tipo de tecnología, admitiendo que “el coche de hidrógeno no es la solución”, sin embargo, esta nueva patente realizada de la mano de Kraftwerk Tubes, podría cambiar por completo la percepción de este recurso. Demuestra que la compañía automovilística quiere sumarse a la tendencia del hidrógeno y continúa trabajando en el desarrollo de esta tecnología obteniendo resultados de interés general para la industria.

Volkswagen

A diferencia de las enormes baterías de los coches eléctricos actuales, las células de combustible de hidrógeno funcionan de forma diferente. Mientras que las primeras almacenan energía y la van liberando (igual que nuestros dispositivos móviles), las baterías de hidrógeno son capaces de generar su propia electricidad gracias a un tanque de alta presión que guarda este elemento en forma de gas y una pila de combustible que lo convierte en electricidad mediante una serie de procesos químicos que separan en hidrógeno en protones y electrones hasta obtener una carga eléctrica.

Pero la principal diferencia de esta nueva patente no es el proceso, sino los materiales, dado que se hace uso de membranas cerámicas en lugar de plástico y no requiere de ningún tipo de platino, material que generalmente encarece la producción de estas pilas. Es un sistema similar a las baterías de estado sólido pero en lugar de almacenar la energía en un material compacto, estas pilas de combustible logran hacer uso del hidrógeno en forma de gas como punto de almacenaje.

Barato y duradero

2.000 kilómetros de recorrido son muchos kilómetros y si esa cifra se logra con un sistema que aprovecha el calor que genera su pila de combustible para sustituir la calefacción del coche y el aire acondicionado, estamos hablando de un vehículo con mucha autonomía y con un gran ahorro energético.

El objetivo de ambas compañías es obtener vehículos de serie con esta tecnología para 2026, eliminando por completo las tan pesadas baterías de litio y evitando las de estado sólido que no han logrado cumplir con las expectativas previstas hasta el momento. Esto se traduce también en una mayor comodidad para los usuarios que no tendrán que buscar puntos de carga de forma tan recurrente y podrán disponer de sus vehículos durante trayectos mucho más duraderos que hasta ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.