Biometría en el móvil: nuestro sudor pueder servir para algo más que espantar citas - Nobbot

Biometría en el móvil: nuestro sudor pueder servir para algo más que espantar citas

Todo empezó con las huellas dactilares, luego llegó el análisis facial y ahora incluso el del sudor. Es la biometría, la tecnología sobre la que se basan los actuales sistemas de autenticación utilizados para proteger los smartphones. Cada vez, más nosotros mismos nos convertimos en las contraseñas de nuestros dispositivos.

Reconocimiento por sudor

Un grupo de investigadores de la Universidad de Albany, en EE.UU., ha ideado un sistema biométrico alternativo basado en algo extremadamente difícil de reproducir: el sudor.
Un dispositivo equipado con este sistema reconoce al propietario gracias a las secreciones de su piel, verificando que encajen con el perfil de los aminoácidos que tiene guardados en su memoria. 

Jan Halamek, profesor de la Universidad, asegura: “El uso del sudor como medio de identificación no puede ser fácilmente imitado o eludido por posibles intrusos. Es un sistema casi impenetrable“. El secreto de la identificación a través del sudor radica en el hecho de que las secreciones de la piel contienen muchas moléculas pequeñas llamadas metabolitos, que pueden usarse para la identificación.

El proceso comienza con un período de control, durante el cual el dispositivo realiza mediciones continuas de los niveles de sudor del propietario a lo largo del día, a fin de crear un perfil. Al final de esta fase, el sistema tendrá todos los datos necesarios para el reconocimiento, y se podrá desbloquear simplemente al tocarle o, en el caso de los wearables, al ponérselo.

contraseñas

Los resultados mostraron que la concentración de varios componentes en nuestro sudor está controlada por reacciones reguladas por nuestras hormonas. Debido a que los niveles hormonales varían según nuestra edad, sexo, raza y estilo de vida, los investigadores concluyeron que no hay dos personas capaces de tener el mismo perfil.

Los primeros ensayos dieron resultados positivos. Ahora los investigadores están trabajando en la implementación de este nuevo sistema dentro de los dispositivos móviles.

Pagar con tu cara

Si Uber ya introdujo el pago de las carreras a través de selfies, con el servicio Real Time ID-Check, convirtiéndose así en el primer operador de automoción que lleva a integrar la biometría en su infraestructura, los pagos de este tipo serán cada vez más usuales.

Según un informe de Visa, más de dos tercios de los ciudadanos europeos desea utilizar la biometría como método de autenticación para pagar. Porque es conveniente, seguro y rápido, especialmente cuando se usa en combinación con un dispositivo físico como uno smartphone o una tarjeta bancaria.

Identificando el movimiento

Otra de las perspectivas más interesantes que se están estudiando es la del reconocimiento de comportamientos (behavioural biometrics): en este caso no son el iris, las huellas dactilares o el sudor, sino la propia forma de caminar y moverse que podrían utilizarse para identificarnos de forma inequívoca. Varias empresas, incluida BioCatch en el Reino Unido, están promoviendo estos sistemas para la seguridad empresarial y bancaria, pero existe un ejemplo aún más cercano a nuestra vida cotidiana.

Amazon nos lo mostró, presentando su nuevo servicio Amazon Go (actualmente presente solo en Seattle). Podremos comprar comida en supermercados simplemente entrando, cogiendo lo necesario y saliendo. No tendremos que pagar en persona, el sistema lo hará por nosotros gracias a una combinación de reconocimiento biométrico e inteligencia artificial conectada a la cuenta de Amazon de los clientes.
reconocimiento facial

La seguridad al 100% no existe

Ya sean pin, contraseñas o sistemas biométricos, todos los sistemas tienen algunas debilidades. Un código puede ser robado, un reconocimiento facial engañado, una huella dactilar copiada.

Después de comprobar que el Face ID no reconoce las diferencias entre los gemelos, el caso que ha levantado más sorpresa ha sido el de un iPhone X de una madre que ha sido desbloqueado por el rostro de su hijo.

Está claro que hoy en día los sistemas de reconocimiento biométricos son los más utilizados (y seguros) para proteger los datos personales y bloquear todos los dispositivos inteligentes. Pero al igual que cualquier sistema de seguridad, inclusos los biométricos pueden sufrir errores o intromisiones. Para la seguridad absoluta, tal vez habrá que esperar a que nos implanten los dispositivos directamente en el cerebro.

En Nobbot | Biometría para dummies: así es como las contraseñas o las llaves quedarán en el olvido