Cómo conocer el nivel de glucosa con la cámara del móvil

Los diabéticos podrán usar la cámara del móvil para conocer su nivel de glucosa

GlucoTear

Cerca de seis millones de españoles son diabéticos. Esto significa que el nivel de glucosa (azúcar) en su sangre es elevado. La razón es que la insulina, la hormona del cuerpo que se encarga de regularla, no funciona adecuadamente o no se produce en suficiente cantidad.

Para corregirla, las personas que padecen esta enfermedad tienen que controlar continuamente sus niveles de glucosa. Para ello tienen que pincharse cuatro o cinco veces al día en el dedo y recoger una pequeña muestra de sangre. Un glucómetro –aparato medidor– indica su valor.

Se trata de una técnica invasiva y dolorosa, pero necesaria para mantener la glucosa bajo control. Razones más que suficientes para que en la Universitat Jaume I (UJI)  de Castellón de la Plana se iniciara el proyecto GlucoTear.

Adiós a los pinchazos

El objetivo del grupo de investigación es diseñar un sensor óptico de nanopartículas. Este será capaz de detectar el nivel de glucosa en la lágrima de una persona con diabetes. De esta forma, se evitarían las extracciones de sangre. La idea es poder integrar ese sensor en la cámara de un teléfono móvil.

“Queremos desarrollar un dispositivo diagnóstico no invasivo, compacto e integrado en la cámara de un teléfono inteligente. Actuará de pequeño laboratorio de bolsillo. Medirá la concentración de glucosa en lágrima de una forma sencilla. Confiamos que en el futuro facilite el control de la diabetes”, explica Wycliffe Kipnusu, investigador ‘Marie Curie’ del proyecto.

Para el diseño de este sensor, los investigadores están trabajando en la fabricación de nanopartículas con tecnologías láser. En el laboratorio se sintetizan “puntos cuánticos de carbono, es decir, nanopartículas de carbono menores de 10 nm –unas 10.000 veces más pequeñas que el tamaño de un cabello–.  Se caracterizan por tener una baja toxicidad, ser fotoluminiscentes y fotoestables”. Por lo que el método no genera residuos durante la producción.

Para el desarrollo de la tecnología, es necesario contar con las lágrimas de personas diabéticas. Pero también con su sangre. Esta es la única forma de correlacionar los valores obtenidos de la glucosa en lágrima con los de un glucómetro convencional. De la recopilación de estas muestras se están encargando el Servicio de Oftalmología del Hospital General Universitario de Castellón.

A continuación, se trasladan al Departamento de Física de la Universitat Jaume I. Aquí “pondremos en contacto las lágrimas con los puntos cuánticos funcionalizados. Y aplicaremos una luz láser o LED de color azul a la muestra”, describen desde el Grupo de Investigación Óptica (GROC), que es el que lidera el proyecto.

“Esta luz emitirá una señal de fluorescencia. Calibrándola calcularemos la cantidad de glucosa  y desarrollaremos el sensor óptico que se incorporará a la cámara de los móviles. Los cambios de glucosa se detectarán rápidamente porque cambia la intensidad de la señal fluorescente”.

Mejorando la vida de las personas

La tercera pata del proyecto es la de la empresa tecnológica española BQ. En los laboratorios de I+D que la compañía tiene Madrid se llevaría a cabo la última parte de este proyecto. Su implicación es tal que el supervisor de GlucoTear por parte de BQ es uno de sus fundadores, Ravin Dhalani.

“La mHealth, es decir, la práctica de la medicina apoyada por los dispositivos móviles, está teniendo un gran auge en las últimas décadas. Este proyecto es una apuesta por avanzar en esta dirección y por mejorar la calidad de vida de las personas diabéticas”, afirma Dhalani.

La adaptación de los sensores ópticos de nanopartículas a la telefonía móvil “facilitarán el acceso a la detección de diabetes en segmentos mayores de población en los países en vías de desarrollo –sostiene Dhalani–. Será posible gracias tanto al aumento de la potencia de procesamiento en los teléfonos móviles, como a las posibilidades para emplearse en amplias zonas geográficas”.

Cámara smartphone

Además, el uso de un teléfono móvil permitiría la recopilación y gestión de los registros en formato electrónico. Con esto se conseguiría reducir errores médicos y mejorar la calidad de la atención. E igualmente sería una forma de prevenir la medicina basada en la evidencia.

GlucoTear se pudo poner en marcha hace un año gracias a una beca Marie Skłodowska-Curie proveniente del programa Horizonte 2020, de la Comisión Europea. Una gran oportunidad que, según los investigadores participantes en el proyecto, va a contribuir a buscar soluciones para la comunidad diabética.

En Nobbot | Aplicaciones que controlan la diabetes y detectan cáncer, ¿pesadillas o aliadas de los médicos?

Imágenes | iStock