La primera ciudad en Marte: así se la imagina este estudio español

Así nos imaginamos la primera ciudad humana en Marte

ABIBOO/ SONet

El Planeta Rojo siempre ha sido considerado como uno de los posibles mundos que el ser humano podría habitar en el futuro. Las sondas y rovers de las distintas agencias espaciales ya están amasando el terreno para la más que posible llegada de las primeras personas dentro de un par de décadas. Cada año que pasa estamos ‘mas cerca’ de Marte, por eso ya hay proyectos de ciudades futuristas tan impresionantes como Nüwa.

Las colonias marcianas serán una realidad en unos años. Estudios de arquitectura como el español ABIBOO ya están diseñando las que podrían ser las primeras ciudades sostenibles del Planeta Rojo. En este caso hablamos de Nüwa, un proyecto futurista apoyado por la comunidad Sustainable Offworl Network (SONet) que se ha posicionado entre los diez finalistas de The Mars Society para una posible aprobación en un futuro no muy lejano.

Nuwä, una ciudad vertical construida bajo tierra

Construir una ciudad en Marte no es algo sencillo y la primera pregunta que deben responder los arquitectos es cómo adaptarse a las condiciones del planeta. Por ello, desde la ABIBOO definen esta metrópolis como una ciudad vertical construida bajo tierra con una construcción especial que la permita aislarse de la radiación. Nuwä levantaría sus cimientos en el precipicio de la montaña Tempe Mensa de Marte, cuyas rocas ayudarían a los habitantes a protegerse de la baja presión de la atmósfera, los meteoritos y la temida radiación espacial.

Asimismo, la localización elegida por los investigadores permitiría a los colonos marcianos disfrutar de la luz solar indirecta. Un aspecto clave, ya que su efecto es mucho menos perjudicial. No obstante, desde el proyecto apuestan por unas ventanas especiales dotadas de las protecciones adecuadas para evitar cualquier tipo de incidencia directa o perjudicial.

El interior de Nüwa estaría conformado por una gran cantidad de macroedificios conectados entre ascensores y raíles de alta velocidad que serían el transporte diario de los habitantes. Aquí entra en juego la importancia de las ventanas con las que poder disfrutar del paisaje marciano sin ningún tipo de riesgo o exposición.

El objetivo es crear una ciudad autosuficiente

ABIBOO/ SONet

La idea que tienen desde ABIBOO, y una de los requerimientos básicos de The Mars Society, es que cada ciudad en Marte tiene que ser capaz de mantenerse por sí misma. Para ello, y según los investigadores, la mejor opción es adaptarse a los recursos que puede proporcionar el Planeta Rojo y utilizarlos para autoabastecerse. Es decir, el objetivo reside en tener que depender lo mínimo de los recursos que lleguen de la Tierra.

En este punto, es importante destacar la importancia de las zonas verdes internas basadas en técnicas de agricultura intensificada. Sin duda, uno de los puntos cruciales para nutrir a la ciudad tanto de aire limpio como de alimentos en cultivo. Unas plantaciones que estarían abastecidas por luz artificial proveniente de los paneles solares instalados en el exterior de la montaña, el mismo sistema que serviría para otorgar electricidad a toda la cuidad acompañada de la energía nuclear como complemento.

Entre los materiales más utilizados para la construcción destacará el hierro, ya que Marte es rico en este mineral. Por otro lado, se podrían generar plásticos a partir de la atmósfera y solo se necesitaría agua terrestre para conseguir materiales orgánicos. Eso sí, este tipo de materiales serían mucho más costosos que en la Tierra debido a un complejo proceso de elaboración. Aunque, tal y como comentan en la nota de prensa, los insectos y la carne sintética pueden representar un pequeño porcentaje de la dieta de los habitantes.

Plazos, fechas y viajes de ida a marte

ABIBOO/ SONet

Una de las ideas principales de este proyecto se basa en tener una continua comunicación con la Tierra por si surgiera algún inconveniente en la ciudad en Marte. Además, las bases de la investigación incluyen como punto clave la integración de un viaje a nuestro planeta cada 26 meses. Eso sí, este trayecto solo se lo podría permitir aquella persona que cuente con 300 000 $ (unos 246 000 €). Desde el proyecto calculan que cada año podrían enviar a un total de 1000 personas en viajes de 250 días hasta completar un total de 1 millón de habitantes repartidos en cinco territorios.

Alfredo Muñoz, fundador de ABIBOO, cree que Nuwä no sería la única ciudad autosuficiente en Marte. «Nüwa sería la capital de cinco ciudades que vislumbramos que habrá en Marte. En general, la población total sería de un millón de personas entre las cinco ciudades», confirmaba en el comunicado de prensa. Las estimaciones en lo que se refiera a la construcción de la primera colonia giran en torno al año 2054, una metrópoli marciana que podría estar acabada en 2100 tras unos cincuenta intensos años de construcción. El resto de ciudades colindantes serían dependientes de la primera y se irían desarrollando dependiendo de la financiación y el calendario del proyecto.

En Nobbot | Juan Ángel Vaquerizo: “El primer ser humano que pisará Marte ya ha nacido

Imágenes |ABIBOO, ABIBOO/SONet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *