Ok a los supercomputadores con hongos y bacterias, pero ¿y el bacon de setas?

Transición alimentaria, bacon de setasLa computación biológica estudia cómo utilizar elementos de la naturaleza para procesar y almacenar información, experimentando con hongos y bacterias. La startup LibreFoods apuesta por utilizar setas para crear sucedáneos de carne y contribuir así a la transición alimentaria.

Como vemos, hongos y bacterias se muestran como organismos de interés para dar forma al futuro, también en aspectos relacionados con la reducción del uso de combustibles fósiles en el transporte. La nueva empresa LibreFoods también apuesta por el papel de los hongos en el objetivo de sostenibilidad medioambiental y, para ello, trabaja con setas con el objetivo de replicar la textura, el sabor y todas las características que tanto gustan de la carne.

Con base en Barcelona, esta empresa ha decidido empezar por España para satisfacer la demanda de proteínas alternativas que simulan al cerdo —en España se consumen 55kg de cerdo per cápita al año—.  Su producto ya está en el mercado y los primeros restaurantes en sumarse a este bacon a base de setas son Guakame en Valencia, Viva Burger y Meat en Madrid y Green and Burger en Barcelona.

Libre Bacon utiliza ingredientes naturales, tiene 70% menos grasas, 52% menos calorías que el bacon a base de cerdo y 18% menos sal.

transición alimentaria con setas

“Libre nació con la misión de jugar un papel fundamental en la transición alimentaria. Aprovechando el poder de las setas queremos reinventar la forma en la que se produce y se consume carne a nivel global. Por eso, estamos muy felices y orgullosos de lanzar nuestro primer producto, Libre Bacon, en donde nacimos, España. Lo vemos como el comienzo de lo que será una revolución alimentaria” desarrolla Alan Ramos, CEO de Libre.

Al ser capaces de crecer todo el año, 365 días y sin importar las condiciones climáticas, los hongos tienen la capacidad de alimentar a una población mundial que no deja de crecer. El bacon, hecho con el cuerpo fructífero del hongo, las setas, ya ha sido probado por consumidores finales en LA Vegan Women Summit de Los Ángeles y en el New Food Conference de Berlín.

Libre trata acerca de un veganismo incluyente, de dejar ser y también de ser libres de ese reloj climático que debería dejar de presionar. El primer paso en su misión es llegar a más restaurantes que conduzcan al camino de los supermercados y seguir desarrollando su línea de productos a base de micelio, la raíz del hongo, un ingrediente considerado novel por la Unión Europea y con el que plantean revolucionar el sistema alimentario.

impacto mediambiental de la ganadería

La ganadería de rumiantes es la mayor fuente de emisiones antropogénicas de CH₄ y ocupa más superficie que cualquier otro uso del terreno a nivel mundial. Las carnes de animales no rumiantes como las de cerdos y aves de corral (y los marinos) tienen una huella inferior de carbono equivalente, aunque todavía tengan un promedio de 3 a 10 veces mayor que los alimentos vegetales con alto contenido de proteínas. Los cerdos y las aves de corral también consumen alimentos que, de otro modo, consumirían los humanos.

El sector ganadero es responsable de aproximadamente el 14,5 % de todas las emisiones antropogénicas de GEI. En otras palabras, de 7,1 de 49 gigatoneladas (Gt) equivalentes de CO₂ al año. Los rumiantes contribuyen más (5,7 Gt) a las emisiones de GEI que el ganado monogástrico (1,4 Gt). Las emisiones debidas al ganado bovino (4,6 Gt) son más altas que las de los búfalos (0,6 Gt) y las de ovejas y cabras (0,5 Gt). En conjunto, las emisiones mundiales de GEI atribuibles a la ganadería son algo mayores que las 7 Gt atribuidas al transporte.

La producción anual de carne en todo el mundo crece rápidamente y se prevé que, si no hay cambios en las políticas, se duplique con creces, de 229 millones de toneladas en 2000 a 465 millones en 2050.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *