Robots industriales y coches autónomos conectados con 5G en Valencia

Robots industriales y coches autónomos conectados con 5G en Valencia

Dos de las grandes oportunidades que ofrece la tecnología móvil 5G son el manejo de robots industriales y el manejo remoto de vehículos.

La nueva tecnología elimina los problemas de latencia y demora en la transmisión de datos, lo que permite operar un brazo robótico a distancia y en tiempo real. Esta misma característica es esencial para el futuro desarrollo de coches manejados en remoto y autónomos.

Estas son solo dos de las múltiples aplicaciones que se esperan de la tecnología 5G, cuyas avanzadas prestaciones cambiarán la forma en la que nos relacionamos con el mundo y harán posible nuevas formas de interaccionar con nuestro entorno que hasta ahora solo estaban en nuestra imaginación.

En Valencia, Orange y la Universitat Politècnica de València, con la colaboración de ZTE, han presentado dos casos de uso que sirven para ilustrar qué se puede esperar del 5G.

robots industriales con brazos humanos

En el primero de ellos, una cámara de alta resolución recoge los movimientos del brazo humano que maneja el robot, que son reconocidos, interpretados y convertidos en comandos gracias a una aplicación instalada en un servidor ubicado en la UPV.

Esta información se transmite instantáneamente al robot gracias a la red 5G de Orange, permitiendo que este reproduzca los movimientos en tiempo real y sin retardos, valiéndose la ultra baja latencia que característica del nuevo estándar móvil.

robots industriales

De esta forma, se ilustra la posible aplicación del 5G a robots industriales, al evitar el desplazamiento de trabajadores especializados que, gracias a esta tecnología pueden dar servicio en remoto desde cualquier parte del mundo, reduciendo al máximo los tiempos de ejecución y aumentando la productividad.

conducción autónoma

En cuanto al manejo remoto de vehículos, en la prueba se han utilizado cámaras que captan imágenes en alta resolución del entorno del vehículo y que, a través de la red 5G de Orange, llegan hasta el conductor remoto en tiempo real. La latencia de la red es tan baja que permite que la conducción a distancia sea completamente efectiva.

En esta experiencia, se está testando también la posibilidad futura de que una aplicación instalada en el propio vehículo sustituya al conductor remoto, haciendo realidad otro de los grandes avances de las redes 5G: la conducción autónoma. A través de las imágenes captadas por las cámaras, esta aplicación contará con información relativa a otros vehículos del entorno, peatones, ciclistas… e interpretará estos datos para dirigir el vehículo evitando cualquier obstáculo.

Además de estos dos casos de uso, Orange trabaja con ZTE en otros relacionados con el uso de la tecnología 5G aplicada a la realidad extendida (realidad virtual y/o realidad aumentada) con fines turísticos o emisiones informativas en directo.

«non stand alone» vs «stand alone»

Para todas estas experiencias se ha utilizado tecnología 5G «stand alone» de Orange. La diferencia frente al 5G «non stand alone» es que la primera es una red independiente y exclusiva para 5G, permite servicios a medida bajo demanda (slicing ), tiene una alta fiabilidad, permite gestionar mayor volumen de datos y ofrece la posibilidad de desarrollar el llamado internet de las cosas de forma masiva y más eficiente.internet de las cosas de forma masiva y más eficiente.

En cuanto al 5G «non stand alone», es un 4G mejorado que utiliza redes comunes, ofrece servicios genéricos con alto “time to market”, su latencia es elevada para servicios que requieren rapidez de respuesta, ofrece baja fiabilidad para servicios críticos, permite una menor gestión de volumen de datos y no permite el desarrollo masivo del internet de las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *