La UE da los primeros pasos hacia el Espacio Europeo de Educación

La UE da los primeros pasos hacia un Espacio Europeo de Educación digital, innovadora e inclusiva

Bajo el lema ‘Sentar las bases de un Espacio Europeo de Educación: por una educación innovadora, inclusiva y basada en valores’, se celebró el pasado 25 de enero la primera Cumbre sobre Educación en que se trató de responder a cuestiones tales como de qué modo puede una educación de calidad, inclusiva y basada en valores contribuir al éxito de Europa, qué competencias serán necesarias en las próximas décadas, y cómo podemos impulsar las capacidades básicas, digitales y de emprendimiento.

A través de más de una veintena de actividades, entre sesiones, lecciones magistrales y grupos de debate de alto nivel, con más de cuarenta oradores que trataron una gran variedad de asuntos, como, por ejemplo, el modo de involucrar a los alumnos desfavorecidos para garantizar que nadie se quede atrás, la mejor manera de preparar a los profesores o cómo impulsar el aprendizaje a través del deporte, así como la importancia de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM) en la educación y el papel que desempeñan los niños en la transformación de las sociedades.

Próximos pasos hacia el Espacio Europeo de Educación

Sobre la base de las conclusiones de la Cumbre, la Comisión presentará nuevas iniciativas en la primavera de 2018 entre las que se incluirán propuestas relacionadas con el reconocimiento mutuo de los títulos, el aprendizaje de idiomas, un marco de calidad para la educación y los cuidados de la primera infancia, una Agenda Europea para la Cultura y una nueva Estrategia de la UE para la Juventud. El pasado mes de noviembre, durante la cumbre de Gotemburgo, el presidente Juncker ya invitó a los dirigentes de la UE a intentar duplicar el número de jóvenes de la Unión que participará en Erasmus+ hasta 2025, lo que requerirá un presupuesto de 29 400 millones de euros para el período 2021-2027. Además, la Comisión seguirá trabajando en su proyecto de crear una red de universidades europeas y una nueva tarjeta del estudiante de la UE. Esta última hará que estudiar en otro país de la Unión resulte más fácil que nunca.

Recientemente, se han presentado las medidas fruto de aquella cumbre para mejorar las competencias clave y las capacidades digitales de los ciudadanos europeos, promover los valores comunes y concienciar a los alumnos sobre el funcionamiento de la Unión Europea:

competencias clave para el aprendizaje permanente

En primer lugar, se incluye una Recomendación del Consejo sobre competencias clave para el aprendizaje permanente: Esta propuesta aporta actualizaciones importantes respecto a la Recomendación sobre competencias clave adoptada en 2006, que reflejan la rápida evolución de la enseñanza y el aprendizaje desde entonces. Su finalidad es mejorar el desarrollo de las competencias clave de las personas de todas las edades, a lo largo de su vida, y dar orientaciones a los Estados miembros sobre cómo conseguirlo. Se insiste especialmente en el fomento del dinamismo emprendedor y la mentalidad innovadora para liberar el potencial personal, la creatividad y la iniciativa propia. Por otra parte, la Comisión recomienda medidas para fomentar las competencias en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (CTIM) y motivar a más jóvenes para hacer carrera en estos ámbitos. Las propuestas presentadas hoy deben considerarse una parte de la respuesta destinada a mejorar urgentemente los sistemas educativos europeos para hacer frente a los numerosos retos señalados en el último informe PISA. De manera más general, las medidas ayudarán a los Estados miembros a mejorar la preparación de las personas para los cambios de los mercados de trabajo y la ciudadanía activa en sociedades más diversas, móviles, digitales y globales. IP/18/102

plan de acción de educación digital

Además, se empieza a desarrollar un Plan de Acción de Educación Digital en el que se expone cómo puede la UE ayudar a las personas, los centros de enseñanza y los sistemas educativos a adaptarse mejor a la vida y el trabajo en una época de rápido cambio digital, en particular: haciendo un mejor uso de la tecnología digital para la enseñanza y el aprendizaje desarrollando las competencias y las capacidades digitales necesarias para vivir y trabajar en una época de transformación digital; y mejorando la educación gracias a un mejor análisis de los datos y de las previsiones. Las iniciativas comprenden apoyo a los centros educativos mediante conexiones de banda ancha de alta velocidad, el desarrollo de una nueva herramienta de autoevaluación para centros educativos acerca del uso de tecnologías para la enseñanza y el aprendizaje (SELFIE) y una campaña de sensibilización pública sobre la seguridad en línea, la alfabetización mediática y la ciberhigiene.

Por último, se añade una Recomendación del Consejo relativa a la promoción de los valores comunes, la educación inclusiva y la dimensión europea de la enseñanza: Esta iniciativa ofrece vías por las que la educación puede ayudar a los jóvenes a comprender la importancia de los valores comunes establecidos en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea y a adoptar dichos valores Su objetivo es reforzar la cohesión social y contribuir a luchar contra el auge del populismo, la xenofobia, los nacionalismos que dividen y la difusión de noticias falsas. La propuesta también refuerza la educación inclusiva destinada a promover una educación de calidad para todos los alumnos, así como la dimensión europea de la enseñanza, para que los niños descubran también el patrimonio común y la diversidad de Europa y tengan un buen conocimiento del funcionamiento de la Unión. Con el fin de contribuir a la consecución de estos objetivos, la Comisión tomará medidas para aumentar los intercambios virtuales entre centros educativos, en particular a través de la red eTwinning, y potenciar la movilidad escolar a través del programa Erasmus+.

Educación para ciudadanos comprometidos

Tras la cumbre de Gotemburgo, Tibor Navracsics, comisario europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, ha declarado: ”Los sistemas de educación y formación de Europa deben transmitir a las personas de todos entornos las competencias adecuadas para progresar y prosperar profesionalmente, pero también para ser ciudadanos comprometidos. Debemos aprovechar el potencial de la educación para promover la cohesión social y el sentimiento de pertenencia. A tal fin, debemos basarnos en nuestros valores comunes y asegurarnos de que la educación permite a los alumnos sentir su identidad europea y toda su diversidad y mejorar sus conocimientos sobre Europa y otros países europeos y sobre ellos mismos. Por su parte, Mariya Gabriel, comisaria de Economía y Sociedad Digitales, declaró que ”la era digital está llegando a todos los ámbitos de nuestras vidas y debemos estar todos atentos, no solo aquellos que trabajan en las tecnologías informáticas, a la transformación digital. La brecha digital es real. Aunque el 90 % de los futuros empleos ya requieren cierto nivel de alfabetización digital, el 44 % de los europeos carecen de las capacidades digitales básicas. El Plan de Acción de Educación Digital que proponemos hoy ayudará a los europeos, a los centros de enseñanza y a los sistemas educativos a adaptarse mejor a la vida y al trabajo en sociedades cada vez más digitales” .