Surcar el cielo en un coche volador para evitar atascos

¿Un coche volador para evitar atascos? Quizá no tengamos que esperar tanto

coche volador
Hexa

Cuando estamos en un atasco a las 7 de la mañana pensamos en aquel coche volador que nos prometieron las películas futuristas y que nos haría la vida mucho más fácil. Surcar los cielos a lomos de nuestro cuatro ruedas es, a día de hoy, una fantasía pero quizá no quede tanto tiempo para convertirla en realidad.

La empresa LIFT Aircraft ha realizado ya una demostración con su modelo Hexa, una especie de dron con aspecto de coche volador que nos permitiría cumplir este sueño. Todo se ha desarrollado dentro del programa Agility Prime que busca acelerar el mercado comercial de vehículos avanzados de movilidad aérea y por lo que parece Hexa ha sorprendido con sus resultados.

Un coche volador en la esquina del mañana

Dieciocho motores eléctricosindependientes y unas cuantas hélices podrían ayudarnos a ver las carreteras desde el cielo. Hexa cuenta con un asiento para el piloto y un peso ultraligero que permitiría pilotarlo sin tener demasiada experiencia previa. Esta especie de dron/coche volador utiliza lo que se conoce como propulsión eléctrica distribuida (DEP), que permite controlar un avión simplemente variando la velocidad de varios motores eléctricos. De esta forma, el piloto no debe controlar a Hexa como si se tratase de un avión tradicional sino que debe utilizar una computadora de piloto automático que cuenta con un solo joystick de manejo.

coche volador
Hexa. Lift aircraft

Hexa puede volar y aterrizar de forma segura con hasta seis motores desactivados, por lo que probablemente nunca necesitará el paracaídas balístico autónomo o todo el sistema de airbag del avión. Pero es bueno saber que están ahí. Además, puede ser controlado de forma remota por seguridad entrenada por LIFT Pilotos en caso de emergencia.

Para evitar aquellos problemas de falta de combustible, este coche volador calcula continuamente la energía requerida para «regresar a casa» en función de la altitud, la velocidad del viento y la dirección. Independientemente del deseo del piloto, si la batería está a punto de agotarse, Hexa regresará al punto de partida o realizará un aterrizaje automático.

El primer vuelo de Hexa ha tenido luugar sobre Camp Mabry, en Texas. Matt Chasen, director ejecutivo de LIFT Aircraft fue el encargado de pilotar esta especie de coche volador que parece prometer mucho.

Lo que empezase como un proyecto de dimensiones limitadas cuenta ahora, según Nathan Diller, director de AFWERX y líder de Agility Prime, con la colaboración de un gran número de empresas. «Ahora tenemos más de quince de los principales fabricantes de aviones del mundo que solicitan asociarse con Agility Prime, y muchos de ellos ya tienen contrato» asegura. Además, para Diller este primer vuelo de Hexa marcará el inicio de una nueva era cargada de pruebas de vuelo a corto plazo diseñadas para reducir el riesgo técnico y prepararse para el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *