Las atracciones que visitarán los turistas en unas vacaciones en Marte

Un paseo por Marte: atracciones turísticas que no te querrías perder

vacaciones en marteEs tiempo de vacaciones. Este año muchos han tenido que optar por el llamado turismo de proximidad. En tiempos de pandemia, de hecho, viajar lejos no es la mejor idea. Sin embargo, mientras esperamos que esta situación cambie y se resuelva, podemos empezar a fantasear con algún destino exótico. Quizás el más exótico de todos: unas vacaciones en Marte.

Volcanes, cañones, cráteres misteriosos; unas vacaciones en Marte podrían ser muy completas. De hecho, a la espera de descubrir la gastronomía local, ya podemos estar seguros de que, desde el punto de vista paisajístico, el planeta vecino no tiene nada que envidiar al nuestro.

El 30 de julio de 2020 despegó Perseverance, un nuevo rover que llegará al planeta rojo en febrero del próximo año. Y promete revelarnos muchos secretos. Su misión principal será recolectar muestras de suelo mediante un taladro y una pala para buscar rastros de vida biológica. Esas muestras se quedarán en el interior del robot a la espera de que otra misión las recupere.

Todavía estamos en el comienzo de la exploración, pero en el futuro, Elon Musk con su Starship y otros emprendedores-soñadores esperan poder organizar unas verdaderas vacaciones en Marte. Es un proyecto a largo plazo y los humanos tendremos que esperar algunas generaciones. Sin embargo, la web Space.com pensó que ya valía la pena escribir una pequeña guía para turistas marcianos.

monte olimpo

Volcanes, cañones y polos helados para unas vacaciones en Marte

Nuestras vacaciones en Marte podrían comenzar por el Monte Olimpo, el punto más alto del planeta y de todo el sistema solar. 600 kilómetros cuadrados de diámetro y 25 kilómetros de altura con respecto al nivel topográfico de referencia. Un espectáculo increíble, tres veces el Everest. Observado por primera vez en 1877, hospeda un depresión de 85 kilómetros y está ubicado en la región de Tharsis junto con otros volcanes colosales.

Toda esa región, de hecho, sería un destino imperdible. Como muestran algunas imágenes, por ejemplo, las tomadas en 1980 por el Viking 1, la zona alberga una decena de volcanes gigantes en un área de unos cuatro mil kilómetros. Entre otros, Ascraeus Mons, Pavonis Mons, Arsia Mons, el más meridional, y Tharsis Tholus. Ideal para escaladores y senderistas.

Marte también alberga el cañón más grande del sistema solar. Se trata de un sistema de valles, bautizado Valles Marineris, que constituyen una única impresionante formación de unos tres mil kilómetros, 700 kilómetros de ancho y 11 kilómetros de profundidad. Mucho más grande que el Gran Cañón. Se encuentra en la zona ecuatorial del planeta y se extiende por aproximadamente una cuarta parte de la circunferencia marciana.

Para los amantes de los climas fríos, podrían centrarse en las regiones heladas de los polos. El módulo de aterrizaje Phoenix estudió muy de cerca el polo norte en 2008, mientras que el del sur solo tiene datos e información ofrecidos por los orbitadores. En los meses invernales, las temperaturas son tan bajas que el dióxido de carbono puede congelarse en la superficie. En verano, sin embargo, el fenómeno se invierte.

marte

Las formas del agua

Otra atracción imperdible en Marte es el cráter Gale, al sur de la llanura Elysium Planitia, donde aterrizó el rover Curiosity en 2012. El robot encontró rastros de la antigua presencia de agua al cruzar el lecho de un arroyo, y también dio con moléculas orgánicas complejas. Ahora Curiosity está subiendo la cuesta del Aeolis Mons. Está analizando su composición geológica y nos manda fotos preciosas, perfectas para una agencia de viajes.

Las Medusae Fossae también se marcarán en rojo en la guía turística. Es uno de los lugares más enigmáticos del planeta, donde algunos incluso piensan que pudo haber ocurrido un accidente extraterrestre. Dejando a un lado las especulaciones, se trata de un sinfín de formaciones rocosas de probable origen volcánico, esculpidas por el viento, que se extienden sobre un área equivalente al 20% de Estados Unidos.

Unas vacaciones en Marte no pueden prescindir de una visita a las formaciones llamadas slope lineae, que se encuentran a los lados de los cráteres más empinados en las estaciones más cálidas. Estas formaciones se aprecian, por ejemplo, en el cráter Hale, pero también en otros lugares. Quizás, como había anunciado la NASA, sean señales del paso de agua o de corrientes de arena. Por cierto, las temperaturas en el planeta rojo oscilan entre -120 °C en invierno y 20 °C en verano.

En búsqueda de la vida

Nuestras vacaciones en Marte terminarían con las ‘dunas fantasma’, que parecen salidas de una película de ciencia ficción. Estas también son signos de una antigua presencia de agua líquida en la superficie del planeta, concretamente en la región conocida como Noctis Labyrinthus. Un área ubicada en el extremo occidental de los Valles Marineris y en la Cuenca Hellas, el segundo cráter por impacto de meteorito más grande de Marte después de la Cuenca Boreal y claramente visible desde la Tierra.

En el pasado, estas dunas eran bastante altas. Hoy solo podemos ver sus bases, conservadas en el tiempo por el agua y la lava. Aquí, algunos microorganismos podrían haberse salvado de los vientos y la radiación. De hecho, la búsqueda de la vida en Marte bien podría ser el hilo conductor de un bonito tour turístico por el planeta

Ya es hora de irse a casa. Para visitar todo un planeta obviamente hace falta tiempo y ganas de aventura, pero merece la pena. Unas vacaciones en Marte son una experiencia que seguro que te hará triunfar en Instagram.

En Nobbot | ¿Cómo se hace la colada en el espacio?

Imágenes | Nicolas Lobos/Unsplash (portada), Justin Cowart/Flickr, Kevin Gill/Flickr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *