Algoritmos más allá de Facebook: una ayuda para los refugiados

Algoritmos más allá de Facebook: una ayuda para los refugiados

Los algoritmos están en boca de todos, sobre todo debido a la propagación de fake news a través de redes sociales como Facebook y Twitter lo que, incluso, ha llevado a algunos, como el economista Luis Garicano, a pedir su regulación. Da miedo dejar a los algoritmos decidir sobre nuestra visión del mundo. Sin embargo, esta perspectiva negativa sobre su uso puede cambiar con trabajos como el de unos investigadores de EE UU y Suiza, que han creado un algoritmo que permite incrementar las posibilidades de los refugiados de encontrar trabajo en el país de llegada en hasta un 71%. Este es un caso más de cómo la inteligencia artificial puede tener un uso más constructivo que el de contribuir a la posverdad.

El sistema desarrollado por investigadores de la Universidad de Stanford (EE UU) y de ETH Zúrich (Suiza) utiliza una combinación de aprendizaje automático supervisado y concordancia óptima para alinear a los refugiados con las mejores ubicaciones de empleo, teniendo en cuenta sus habilidades individuales.

Publicado en la revista Science, este trabajo puede ayudar a estas personas llegan a un nuevo país con pocos recursos y deben adaptarse a una sociedad que no conocen y en la que deben procurarse unas condiciones de vida dignas.

algoritmos con datos de más de 30.000 refugiados

Según explica Kirk Bansak, investigador del Immigration Policy Lab (IPL) de la universidad estadounidense y autor principal del estudio, “el algoritmo “puede detectar patrones sistemáticos, por lo que la próxima vez que se  reciba un refugiado parecido, lo enviará al lugar donde prosperó el anterior”.

Con objeto de entrenar el algoritmo para su uso en EE UU, el equipo utilizó datos de más de 30.000 refugiados, de entre 18 y 64 años, ubicados mediante una importante agencia de reasentamiento entre 2011 y 2016. Luego, pidió al sistema que asignara ubicaciones óptimas para los que llegaron a finales de 2016 y las mejoras resultaron sorprendentes.

En  comparación con los resultados históricos reales, el refugiado medio en EE UU tenía más del doble de probabilidades de encontrar trabajo si el algoritmo lo colocaba. Esto supone un aumento en la probabilidad de empleo de entre el 25% y el 50%. Los índices de empleo previstos crecieron en todos los ámbitos, incluso para aquellos que tenían menos posibilidades de encontrar trabajo. Los autores subrayan que si se hubiera usado el algoritmo, la tasa promedio en todas las ubicaciones hubiera sido un 41% mayor.

Fuente: Agencia SINC