Menos del 16% de los empleos tecnológicos son ocupados por mujeres

Menos del 16% de los empleos tecnológicos son ocupados por mujeres

Image by fernandozhiminaicela on Pixabay

Que la presencia femenina en el mundo de la ciencia y la tecnología no alcanza las cotas que debería es algo de lo que ya hemos hablado en más de una ocasión. Hay menos mujeres que hombres en las carreras científicas y técnicas y, en Europa, sólo el 30% de los empleos tecnológicos están ocupados por mujeres, un porcentaje que en España se reduce al 15,6%. Esta es solo una de las conclusiones más llamativas del Libro Blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico, presentado tan solo unos días antes de la celebración del Día Internacional de la Mujer por el Ministerio de Economía y Empresa.

CERRAR la brecha de género

El objetivo principal de este Libro Blanco es visibilizar el papel de la mujer en el universo científico y analizar la brecha de género que existe frente a los hombres con los que comparten sector.

La  falta  de  igualdad  de  oportunidades  ha  aumentado en España durante la crisis económica, tal y como revela el Gender Gap Index del Foro Económico de Davos. Nuestro país ha pasado del puesto 10 en igualdad de género en 2007 al 29 en 2018 y ocupamos el puesto 129 de las 149 economías analizadas en lo que a desigualdad salarial se refiere.

Tal y como incluye el Libro Blanco, el 66% de las empresas de telecomunicaciones no tiene a ninguna mujer entre sus directivos. La falta de mujeres en puestos de mando implica una pérdida de talento para las empresas que está siendo alertada desde diversas instituciones internacionales o supranacionales refiriéndose de manera concreta al sector tecnológico.

Fuente: Estudio “Women in the Digital Age”. Comisión Europea, 2017

Estos datos alarmantes se deben revertir, tal y como afirmó la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño durante el acto de presentación, no sólo por razones de justicia y equidad, sino también por razones de pura racionalidad económica. Algunos estudios revelan que nuestro país estaría perdiendo al menos el 15% del PIB por la brecha de género.

Pero la desigual participación de la mujer en el mercado laboral no sólo supone perder recursos productivos. “Prescindir de la mirada de la mitad de la población empobrece la respuesta que desde las instituciones se puede dar a los problemas sociales a los que nos enfrentamos cada día” reconocía Nadia Calviño. 

Las mujeres y los estudios tecnológicos

Según el informe Mujeres en la economía digital en España, hay cinco veces más hombres que mujeres con estudios universitarios de tipo tecnológico. En 2017 el porcentaje de las personas con estudios de este tipo era del 20% sobre el total. En el caso de los hombres el porcentaje es del 34,7% mientras que las mujeres con estudios tecnológicos sobre el total de mujeres universitarias son el 7%.

Conseguir atraer el talento femenino requiere de un esfuerzo concertado del sector público y privado, así como de un cambio de mentalidad hacia la conciliación de la vida profesional y personal y la inclusión de las TIC. 

Algoritmos sesgados

El Libro Blanco advierte, además, de que los algoritmos y la Inteligencia Artificial que se están desarrollando en la actualidad reproducen los mismos sesgos de género discriminatorios que existen en la realidad analógica. De acuerdo al estudio “Women in the Digital Age”, la IA en nuestras vidas puede tener consecuencias muy negativas desde el punto de vista de la brecha de género y la
diversidad. Las nuevas máquinas y aplicaciones están programadas por los profesionales TIC y estos equipos son susceptibles de transmitir los sesgos de género, edad, raza, etc. existentes en la sociedad y convertir a los dispositivos de IA en potenciales replicadores, incluso magnificadores, de la
discriminación existente.

El Libro Blanco propone una serie de medidas para acabar con estos sesgos tecnológicos que obstaculizan la introducción y la visibilidad de las mujeres en el mundo tecnológico. Entre estas medidas, cabe destacar la realización de estudios especializados para detectar cómo se introducen los sesgos y cómo neutralizarlos, fomentar y difundir investigaciones y buenas prácticas al respecto.

Aún queda esperanza

Como datos esperanzadores, en la presentación del Libro Blanco se señaló que la brecha salarial entre hombres y mujeres en el ámbito tecnológico es menor que en otros sectores, y en el modelo de gobernanza se empieza a notar esto en instituciones económicas internacionales como el FMI, el BM o la OCDE, que están empezando a incorporar a mujeres economistas en altos cargos.

Otro factor positivo para la ministra Nadia Calviño es que “la sociedad española está entre las más igualitarias del mundo”, según confirma el World Index, “aunque a veces nos preocupen campañas y actitudes negativas frente el feminismo, que no son sino actitudes negativas frente a la igualdad, porque feminismo es igualdad”.

Según ha apuntado, “solo un 9% de la población española cree que los hombres son más capaces que las mujeres”, porcentaje que ha comparado al 22% de Estados Unidos, al 20% de Alemania, al 15% de Reino Unido o al 16% de Francia. “Tenemos un punto de partida muy positivo en nuestro país”, celebra.

Premio Mujer y Tecnología de la Fundación Orange

La Fundación Orange ha galardonado a Sara Gómez Martín con el IV Premio Mujer y Tecnología-Fundación Orange, un reconocimiento que distingue y premia anualmente a mujeres que, a través de su labor en los ámbitos de la tecnología y la innovación social, constituyen un referente en el desarrollo y la transformación de la sociedad.

Sara Gómez Martín, Premio Mujer y Tecnología de la Fundación Orange

Profesora de la Universidad Politécnica de Madrid e investigadora, Sara Gómez Martín recibe un reconocimiento a su intensa y necesaria labor como docente e investigadora en el campo de la Ingeniería Industrial. Consejera de la Real Academia de Ingeniería y directora del proyecto ‘Mujer e Ingeniería’, trata de acabar con la brecha de género y fomentar el talento femenino en las carreras STEM animando a las jóvenes a cursar carreras de ingeniería y estudios relacionados con sector tecnológico.