Nuevo cable submarino de 6.600 kilómetros bajo el Atlántico

¿Descargar una película de 1GB en 30 microsegundos? Sí, bajo el Atlántico

Si sumáramos las longitudes de todos los cables submarinos obtendríamos una cifra que triplicaría la distancia de que hay entre la Tierra y la Luna. Estos cables se destinan sobre todo a las telecomunicaciones y, precisamente, para este uso Orange y Google han llegado a un acuerdo que supondrá un aumento de 6.600 kilómetros en la longitud total de los cables que descansan sobre el lecho marino. El cable submarino Dunant conectará a Estados Unidos con la costa atlántica francesa y empezará a estar operativo a finales de 2020. Su capacidad es de más de 30 Tbps por par, “suficiente para transferir una película de 1Gb en 30 microsegundos”, afirma la compañía gala en un comunicado.

El Atlántico acoge una de las rutas de cable submarino más concurridas del mundo con una necesidad de conectividad que se multiplica por dos cada dos años. El cable Dunant ayudará a abordar esta enorme demanda de flujo de datos y proporcionará conexiones más rápidas y eficientes para los clientes de Orange y Google.

La compañía francesa está siendo muy activa en este ámbito y, hace pocas fechas, también anunció una alianza con West African and Data Center (WADC) para reforzar el cable submarino de 7.000 kilómetros que conecta Europa y África.

Orange, que tiene inversiones en más de 40 cables submarinos, destaca los beneficios que le supondrá tener acceso a los pares de fibra que compondrán el cable que desplegará junto a Google y que tienen una capacidad de más de 30 Tbps por par, “suficiente para transferir una película de 1Gb en 30 microsegundos”. Siendo una capacidad excepcional de transmisión de datos, está lejos del récord conseguido por un equipo de investigadores que ha logrado alcanzar una velocidad de 661 Terabits por segundo con un solo cable de fibra óptica.

La fibra es mucho más ventajosa que el satélite, tanto por su capacidad de transporte de datos, como por la velocidad de transmisión. En el mejor de los casos, un bit, para pasar por un satélite de telecomunicaciones, tarda casi un cuarto de segundo; en cambio, el mismo dato cruza el Océano Atlántico en poco más de dos centésimas de segundo a través del cable Marea.

un cable submarino en el corazón de internet

Dunant será el primer cable submarino nuevo que conectará los Estados Unidos con Francia en más de 15 años y se diseñará para combinar las tecnologías más avanzadas de diferentes proveedores de equipos globales. Esto permitirá que el cable aumente fácil y rápidamente su ancho de banda, evolucione al mismo ritmo que la innovación en tecnología de transmisión óptica y mantenga su rendimiento de alto nivel en los próximos años.

Este cable permitirá a Orange aumentar su capacidad para cumplir con el crecimiento masivo de datos y demandas de contenido entre Europa y los Estados Unidos durante varios años.

Al comentar esta colaboración, Stéphane Richard, Presidente y CEO de Orange, señaló que a menudo se pasa por alto el papel esencial de los cables submarinos, que son “el corazón del mundo digital”.En Nobbot ya explicamos que Internet, a pesar de su esencial virtual, existe gracias a gigantescos servidores, centros de datos y, sobre todo, cables. Estos constituyen el sistema nervioso central del planeta, lo que conecta los ordenadores de todo el mundo.