Cartas online que traspasan fronteras en La Casa Encendida

Cartas online que traspasan fronteras en La Casa Encendida On

cartas

Las propuestas de La Casa Encendida son siempre atrevidas y sorprendentes y, en esta ocasión, la cosa no iba a ser diferente. Escribía Henry Davd Thoreau en Walden que de un escritor exigía, tarde o temprano, un relato sencillo y sincero de su vida y no lo que éste hubiera podido aprender de otras personas. Ese relato sería como las cartas que se escriben a un familiar o a un ser querido necesariamente desde una tierra lejana. Precisamente ha sido ahí donde la institución ha puesto el foco para crear un canal de correspondencias más que llamativo.

Es esta distancia expresada en diferentes formas la que cristaliza en el documento-carta: distancia espacial, distancia temporal o distancia entre formas de ver el mundo. La carta que se escribe o filma desde una posición singular, marcada por unas coordenadas espacio-temporales concretas pero también afectivas, es siempre un mensaje que desde que se elabora no está jamás presente como tal sino atravesado por expectativas, deseos, decepciones, por tiempos y lugares distintos: desde donde se envía y a donde se envía, cuando se envía y cuando se recibe, cuando se escribe y cuando se lee. Las cartas, en definitiva, llevan en ellas mismas el aplazamiento, la demora y la diferencia.

Necesito tus cartas

En esta propuesta, tres parejas de artistas visuales que se mueven en el terreno entre el arte y el cine experimental mantendrán tres diálogos paralelos con un mismo hilo conductor: esta distancia, no sólo como condición de posibilidad para mantener una correspondencia sino como una problemática que nos atraviesa en el presente. Por ello, desde un principio se toma consciencia de que las cartas son textos a los cuales se vuelve siempre diferente y, si es que directamente no las hemos hecho pedazos o quemado antes, ofrecen nuevas lecturas marcadas por recuerdos y deseos.

La publicación de las correspondencias tendrá una periodicidad semanal, entre el 6 de julio y el 30 de septiembre, y estarán disponibles en el canal de Vimeo de La Casa Encendida.

Correspondencia 1. Primera carta de Rita Azevedo Gomes – Respuesta de Antonio Menchen. from La Casa Encendida on Vimeo.

¿Hemos olvidado cómo se escribe una carta?

Podría decirse que un documento de estas características es, a día de hoy, un documento anacrónico y, sin embargo, seguimos enviándolas y esperándolas quizá por aquello que le escribía Anaïs Nin a Henry Miller en una de sus correspondencias: “Necesito tus cartas, como afirmaciones humanas de la realidad”.

Pensando en lo que escribía Thoreau, estos relatos, experiencias o sentimientos que se transmiten en una carta, son siempre desde un yo hacia un tú íntimos. En ese sentido, sería cierto eso que Jeffrey Eugenides pone en boca de uno de sus personajes en su novela La trama nupcial: «Que toda carta es siempre una carta de amor». Sin embargo, el amor que está en juego en este vínculo de alguien lejano es un amor que hace presente la fragilidad de esos sujetos que se muestran vulnerables, el uno ante el otro, aun distanciados en el tiempo y el espacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *