El coche que cambia de tamaño podría resolver los problemas de movilidad

El coche que cambia de tamaño podría resolver los problemas de movilidad

El coche es algo esencial en nuestras vidas. Nos permite viajar a lugares en los que realizar actividades al aire libre, nos permite llegar al trabajo y, en general, nos transporta de un sitio a otro. El problema es que las ciudades no soportan más vehículos, cada día sufrimos un nuevo atasco y, además de reducir el uso de los coches por motivos medioambientales y apostar por soluciones más respetuosas con nuestro entorno, un estudiante de la Universidad Nacional de Colombia (U.N. de Colombia) está desarrollando un coche que cambia de tamaño y que podría resolver problemas de movilidad.

Con una carrocería de formas orgánicas que le otorgarán un carácter aerodinámico, el vehículo tendría un sistema de rieles mediante el cual se puede acoplar la parte posterior a la carrocería principal, de tal manera que se pueda ampliar o reducir su longitud. ”Este es un vehículo bimodal que se puede emplear en tres estados: como un coche compacto, amplio tipo pick-up, o estándar, según la carga que se desee transportar”, explica Diego Hernán Montenegro Orjuela, estudiante de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) y responsable del proyecto.

  Además del motor de combustión convencional, el vehículo tiene un motor eléctrico en cada una de sus ruedas, y su sistema de doble tracción le permite desplazarse por carreteras empinadas o empedradas, o hacer recorridos urbanos con menos emisiones de gases contaminantes.

así será el coche que cambia de tamaño

U.N. de Colombia

Además, este coche cuenta con capacidad para dos pasajeros y con un maletero en su parte posterior, en el que se pueden transportar hasta tres bicicletas, además de un portaequipaje que se puede poner en el techo para llevar una tabla de surf o canoas, por ejemplo. Gracias a su sistema colapsible, en el modo amplio se aumenta la capacidad de carga otros 50 centímetros.

”Como el asiento del copiloto es abatible, se libera el espacio suficiente para alojar la carga que se quiera transportar”, ha explicado el estudiante en NCYT. Uno de los propósitos principales del diseño de este investigador es optimizar el uso del espacio, además de ofrecer una experiencia que permita sacar el mayor provecho posible del viaje.

Otro de los aspectos más curiosos de este innovador coche que cambia de tamaño es el amplio rango de visibilidad que ofrece tanto para el conductor como para el copiloto gracias a la colocación de ventanas adicionales en las puertas y parte del techo, lo que permite disfrutar de unas buenas vistas con facilidad. Gracias a su versatilidad, el interior del vehículo también cuenta con la posibilidad de llevar mascotas porque dispone de un arnés para enganchar la correa del animal y facilitar así su transporte.

Fuente: NCYT.