El gran negocio de las compras online realizadas por personas borrachas

El gran negocio de las compras online realizadas por personas borrachas

El gran negocio de las compras online realizadas por personas borrachasBeber alcohol reduce las inhibiciones, lo que conduce a las personas a llevar a cabo acciones que probablemente nunca habrían hecho estando sobrias. ¿Cómo se traducen estos comportamientos en el marco de las compras online?

Aumenta peligrosamente el umbral de gasto que estamos dispuestos a superar para los productos que deseamos. Y también para aquellos que no deseamos en absoluto.

El drunk shopping es la nueva frontera de compras compulsivas que se realizan cuando levantamos demasiado el codo. Salimos, nos emborrachamos y, una vez en casa, encendemos el ordenador (o agarramos el móvil). Aquí empieza el peligro, cuando comenzamos a comprar en línea animados por una euforia etílica.

Davie Little es un ciudadano británico que en la noche del 23 al 24 de agosto de 2016 decidió que necesitaba un autobús Scania. Y lo compró en eBay por la friolera de 30.000 euros. En el momento de la compra, Davie se encontraba de vacaciones en Ibiza con su novia. Y, por supuesto, estaba completamente borracho.

Después de darse cuenta de lo ocurrido, el hombre se puso en contacto con el anunciante y con eBay para señalar el error. Unas horas más tarde publicó su hazaña en Facebook. Davie escribió: “Todavía no me creo lo que hice. Estaba en un local, completamente entregado a la belleza de la vida. Cuando salí del lugar y cogí mi teléfono, me di cuenta de que había comprado un autobús por casi 30.000 libras. Ibiza te arruina la vida“.

“compras online

Un mercado de miles de millones de dólares

El portal ‘The Hustle‘ quiso investigar el fenómeno de las compras online efectuadas bajo la influencia del alcohol. Lo hizo a través de una encuesta a la que participaron más de 2000 estadounidenses mayores de 21 años. La edad legal para beber alcohol en el país. De los resultados salió que la cantidad media anual de compras realizadas en estado de ebriedad es de 444 dólares por persona.

La encuesta no representa a otros países. Los estadounidenses, de hecho, tienen diferentes hábitos tanto en términos de compras compulsivas y de consumo de alcohol. Además de sueldos medios más altos. En cualquier caso, causa cierta impresión. También porque describe un mercado que vale unos 48.000 millones de dólares al año.

De la encuesta surgieron otros detalles. Por ejemplo, resulta que el 79% de los participantes se dejó llevar al menos una vez por las compras online después de beber. La plataforma preferida por los compradores borrachos es Amazon, con un 85% de la muestra, seguida por eBay (21%) y Etsy (12%). Los productos más populares son ropa y zapatos, seguidos de películas, juegos, tecnología y alimentos.

“borrachos

Los mecanismos que conducen a comprar borrachos

Además de las facultades de juicio nubladas por el alcohol, dos factores contribuyen principalmente a estas estrafalarias compras. El primero es el catálogo interminable del que disponen Amazon o eBay, donde se puede encontrar realmente de todo. El segundo es la extrema facilidad del mecanismo de compra. Además, muchas tiendas en línea explotan activamente a los compradores borrachos con ventas flash lanzadas a altas horas de la noche.

También existe un componente psicológico. Uno de los mitos de Platón es Giges de Lidia, un granjero que encontró un anillo mágico que podía hacerle invisible. Gracias al don de la invisibilidad, Giges cometió los peores delitos con tal de convertirse en soberano de su país y casarse con la esposa del anterior rey, asesinado por él mismo.

El hecho de no ser visto le permitió eludir cualquier ley moral. Internet ha dado forma a este mito, y a lo que hoy es llamado precisamente el ‘efecto Giges’. Sin duda, sería complicado y abochornante emborracharse antes de ir a una tienda a comprar. En cambio, para hacerlo frente a una pantalla no hay problema.

“alchol

Diferencias por edad, sexo y profesión

La encuesta de ‘The Hustle’ fue atendida por hombres (53%) y mujeres (47%) con una edad media de 36 años y unos ingresos de 92.000 dólares al año. El doble del promedio nacional. Según los resultados, después de beber, las mujeres tienen más propensión a comprar que los hombres. Mientras que la generación más activa es la de los millenials. Aunque compren menos, los hombres gastan más que las mujeres. Y las personas más mayores invierten alrededor de 150 dólares más que los jóvenes.

La cerveza, el vino y los licores parecen tener la misma responsabilidad en este terrible proceso de toma de decisiones. Sin embargo, los gustos alcohólicos varían ampliamente según el género. El 45% de los hombres prefiere la cerveza y el 50% de las mujeres opta por el vino. En cuanto a los licores, el 26% de los hombres prefiere el whisky, mientras que el 13% de las mujeres se decanta por el vodka.

Al limitar la encuesta a ocho categorías diferentes de trabajadores, se descubrió que los deportistas y los transportistas son los que más compran online cuando están borrachos. Por otro lado, artistas y escritores no parecen sufrir particularmente los efectos del alcohol. Los que trabajan en la moda gastan en estado de ebriedad unos 949 dólares al año. Más del doble que el promedio de 444 dólares.

“compras

Las compras online más locas

Entre los artículos más absurdos mencionados por los compradores que levantaron demasiado el codo, se encuentran: 91 kg de bambú fresco, una bayoneta de la Segunda Guerra Mundial, un castillo inflable de tamaño natural, gafas de visión nocturna (por la modesta cifra de 2.000 euros ) y el carnet anual de la Asociación Nacional del Rifle (RNA, por sus siglas en inglés), el lobby de las armas de Estados Unidos.

Pero también un extractor de leche (“soy un tío”, asegura el comprador) y una astilla extraída del pie de la antigua estrella de la NBA, Olden Polynice. O la camiseta usada por Michael J. Fox en ‘Regreso al futuro’ y una trilogía de libros religiosos satánicos.

Estos compradores admiten que el comercio electrónico ha ampliado sus hábitos de compra. Muchos intentan recuperar el dinero y una de cada cinco compras online hechas por borrachos es devuelta. Aún así, y a pesar de lo absurdo de estos artículos, los encuestados que se mantuvieron firmes en su decisión declararon que no se arrepintieron. Ya se sabe, un autobús es para siempre.

En Nobbot | El Prime Day ya no es suficiente, ahora Amazon quiere conquistar la Luna

Imágenes | iStock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *