Palpita el primer corazón de tejido humano creado por una impresora 3D

Palpita el primer corazón hecho con tejido humano y creado por una impresora 3D

Imagen de skeeze en Pixabay

Las técnicas de impresión 3D están más avanzadas de lo que podemos llegar a imaginar y no es la primera vez que se utilizan en la creación de órganos humanos pero, lo que ha logrado un grupo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv en esta ocasión, es un auténtico hito para la biología. Después de mucho trabajo, el profesor Tal Dvir y su equipo han hecho palpitar el primer corazón fabricado con tejido humano y una impresora 3D. Tal y como asegura Tal Dvir en declaraciones a EFE, el prototipo es aún muy básico y no bombea sangre pero el equipo está trabajando ya en el próximo paso para madurar este pequeño corazón.

El corazón está vivo

Tal y como ha explicado el profesor Tal Dvir para EFE, «el corazón está completo, vivo y palpita». Su composición no es otra que la de células y biomaterial obtenidos del propio paciente. «Tomamos una pequeña biopsia de tejido graso del paciente, quitamos todas las células y las separamos del colágeno y otros biomateriales, las reprogramamos para que sean células madre y luego las diferenciamos para que sean células cardiacas y células de vasos sanguíneos» segura Tal Dvir.

El último paso a desarrollar en todo este proceso de creación casi mágico ha sido tratar los biomateriales para transformarlos en bio-tinta que permitiese imprimir las células. El resultado de tanto trabajo se ha traducido en un pequeño y casi tímido corazoncito de apenas unos 3 centímetros que podría equipararse con el de un conejo o una rata.

¿Son las impresoras 3d el futuro?

El equipo del profesor Tal Dvir se enfrenta ahora al reto de otorgar funcionalidad total a este corazón creado por una impresora 3D. Según sus palaras, es necesario madurar las células creadas e intentar que se comuniquen entre sí para alcanzar la contracción conjunta. «Después tendremos otro reto, lograr desarrollar un corazón más grande, con más células. Tenemos que descubrir cómo crear suficientes células para producir un corazón humano» concluye para EFE.

Dvir se muestra esperanzado y espera que en unos 10 o 15 años los hospitales cuenten ya con impresoras 3D que les permitan crear tejidos y órganos para los pacientes que lo necesiten.

Imprimir piel humana

Como ya hemos comprobado, las impresoras 3D se están convirtiendo en un auténtico aliado para el mundo de la medicina. De hecho, en nuestro país, científicos de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en colaboración con la empresa BioDan Group presentaron un prototipo de bioimpresora 3D capaz de crear piel humana totalmente funcional. Esta piel es apta para ser trasplantada a pacientes o para la investigación y prueba de productos cosméticos, químicos y farmacéuticos.

Esta nueva piel humana creada por bioimpresión 3D replica la estructura natural de la piel, con una primera capa externa, la epidermis con su estrato córneo que protege contra el medio ambiente exterior, y otra más profunda y gruesa, la dermis. Esta última capa está integrada por fibroblastos que producen colágeno, la proteína que da elasticidad y resistencia mecánica a la piel.

A pesar de todos estos avances, aún tendremos que esperar unos cuantos años para poder imprimir órganos humanos en los hospitales pero, lo que está claro, es que el futuro de la medicina está muy unido a la bioimpresión y, por favor, que esta unión no se rompa nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *