La BNE recurre al crowdsourcing para catalogar su archivo digital

La BNE recurre al “crowdsourcing” para catalogar su archivo digital

El crowdsourcing se ha convertido en una palabra mágica que trata de materializar los beneficios de la llamada inteligencia colectiva. Leemos en la Wikipedia, ejemplo de esta forma de trabajo tan en boga en el entorno digital, que esta forma de trabajo colaborativo consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaban empleados o contratistas, dejándolas a cargo de una comunidad, a través de una convocatoria abierta. Vamos, que un grupo de personas colabora para hacer, las más de las veces de forma gratuita, lo que antes hacía un conjunto más reducido de profesionales a los que se pagaba.

primeros proyectos de crowdsourcing

La Biblioteca Nacional de España se ha apuntado a este modo de trabajar con comunidad.bne.es, un proyecto colaborativo para el enriquecimiento de sus colecciones digitales y su catálogo. ComunidadBNE trata de poner en contacto a la BNE y colaboradores virtuales para transcribir, geolocalizar, identificar y etiquetar personas en las imágenes digitales de sus fondos históricos o añadir información a los registros de su catálogo bibliográfico y de autoridades. Una tarea ingente que precisa de muchas manos.

En la presentación de esta plataforma, la directora de la Biblioteca Nacional de España, Ana Santos Aramburo, afirmó que “en la vía digital del proceso de apertura de la Biblioteca necesitamos ayuda, necesitamos colaboraciones que nos permitan disponer de la cantidad suficiente de datos y contenidos libres de derechos y además, con desarrollos lo suficientemente avanzados para que permitan lo que hoy vamos a hacer, abrir una nueva comunidad.”

crowdsourcing BNE

Estas son las primeras propuestas de proyectos, a los que se sumarán muchos más en los próximos meses:

  • Candilejas, un proyecto de transcripción e identificación de compañías teatrales y obras en carteles de teatro del siglo XIX.
  • Jean Laurent estuvo aquí – y así nos vio: localización y georreferenciación de fotografías realizadas por Jean Laurent, figura esencial de la historia de la fotografía del siglo XIX en España.
  • Sin identificar, para identificar personas y descubrir las historias que se encuentran entre nuestros álbumes de fotografías de la Guerra Civil.
  • A mi distinguido amigo…: transcripción de dedicatorias en postales y fotografías.
  • Quién es quién: identificación de los retratos contenidos en una obra sobre la Asamblea Constituyente de 1869.
  • A qué te suena: enriquecimiento de los registros de nuestro catálogo sobre grupos musicales: asignación del género musical y otros datos de interés.

el crowdsourcing y sus grises

El término crowdsourcing es una contracción y un neologismo de la palabra inglesa crowd (masa de gente o multitud) y outsourcing (“externalización”), y fue acuñado por Jeff Howe en junio de 2006 en un artículo de la revista WiredThe Rise of Crowdsourcing” (“El ascenso del crowdsourcing“).

A veces, las personas que proponen las mejores soluciones en un proyecto colaborativo son recompensadas, ya sea mediante dinero, con premios o bien con reconocimiento. En otros casos, la única recompensa es la satisfacción intelectual y la participación en una comunidad con intereses comunes.

Esta forma de organización del trabajo, muy útil en ciertas actividades en las que se precisa de muchas manos y cerebros para sacar adelante una tarea, no está exenta de grises. Estos surgen tanto de las limitaciones y peligros que puede acarrear para las empresas e instituciones que se sirven de ella, como por el hecho de que supone una reducción creciente de los costes laborales y puede fomentar externalizaciones y sustitución de trabajadores.