Ni guitarras ni baterías, la nueva reina del death metal es la inteligencia artificial - Nobbot

Ni guitarras ni baterías, la nueva reina del death metal es la inteligencia artificial

Imagen de Olaf Jouaux en Pixabay

Como hemos visto en múltiples ocasiones, la inteligencia artificial está haciéndose un hueco en nuestro mundo con la intención de quedarse. Son muchos los ámbitos en los que esta tecnología se está comenzando a utilizar y, la música es uno de ellos. Concretamente nos referimos al death metal, un género vertiginoso que no está hecho para todo el mundo. Guitarras imposibles, voces llevadas al límite… la inteligencia artificial no le tiene miedo a nada y se ha atrevido a desafiar al mundo con nuevos sonidos distorsionados inspirados en grandes bandas de death metal como Aepoch, Battles y Meshuggah. El proyecto, que recibe el nombre de Dadabots, cuenta ya con toda una carrera musical avalada por varios albumes y acaba de estrenarse en la emisión en directo a través de Youtube. Sin duda, una oportunidad de conocer y experimentar en el misterioso mundo del death metal.

Toda una carrera musical

Dadabots utiliza una red neuronal que tiene la capacidad de aprender a identificar patrones musicales y predecir los elementos más comunes para recrear melodías. Los sonidos y las canciones con las que la inteligencia artificial deleita a los amantes del death metal no tienen la naturalidad como cualidad destacada pero que nadie se preocupe porque no asistimos a una unión inconexa y desagradable de sonidos, sino a una mezcla estructurada en la que no identificaremos las voces de los cantantes más populares del género pero que sí nos invitará a continuar escuchando. Distorsión, ritmo vertiginoso… Dadabots nos brinda la oportunidad de experimentar una auténtica realidad paralela de la mano del death metal.
Los creadores del proyecto, Carr y Zack Zukowski, aseguraron quedar tremendamente impactados con el resultado obtenido. «Mientras nos propusimos lograr una recreación realista de los datos originales, nos deleitamos por el mérito estético de sus imperfecciones. Los vocalistas solistas se convierten en un exuberante coro de voces fantasmales, las bandas de rock se vuelven crujientes de jazz cubista y los cruces de múltiples grabaciones se convierten en una quimera de sonido surrealista» escribían en un artículo publicado en ArXiv.

Dadabots cuenta ya con una importante carrera musical en la que se incluyen 10 albumes inspirados en los grandes grupos del death metal. Además, los Zukowski han abierto un canal de youtube en el que los amantes del género pueden disfrutar de la obra de esta inteligencia artificial de forma ininterrumpida. Sí, señoras y señores, horas y horas de death metal en directo.
El futuro de Dadabots pasa por incluir algún tipo de interacción por parte de la audiencia, al menos ese es el objetivo de sus creadores. Pero, mientras ese momento llega, tendremos que conformarnos con los sonidos estridentes a la par que envolventes de esta inteligenica artificial con dotes musicales.

El arte de la inteligencia artificial

Esta tecnología no solo es capaz de generar horas y horas de death metal para los amantes del género sino que también ha tenido el arrojo de crear una obra de arte que se subastó recientemente en Sotherby’s, una de las casas de subastas más famosas de Londres. La obra, titulada Memories of Passersby I, está formada por un pequeño mueble de madera que posee en su interior un ordenador dotado con inteligencia artificial y dos pantallas enmarcadas. Estas proyectan una serie de retratos de hombres y mujeres que no se repiten en ninguna ocasión pues son el resultado del análisis a tiempo real. Siempre que el ordenador se encuentra activo, sus algoritmos generan imágenes nuevas, sin repeticiones y de forma totalmente autónoma. La persona que se llevó esta peculiar obra a su casa pagó la nada despreciable cantidad de 40.000 libras (46.500 euros) pero, eso sí, seguro que quedará de lo más original en el salón de su casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *