PSICODEM, una aplicación móvil para ayudar a personas con demencia

PSICODEM, una aplicación móvil para ayudar a personas con demencia

Cada tres segundos se diagnostica un nuevo caso en el mundo de demencia, un tipo de enfermedad neurogenerativa que afecta a la memoria, a las capacidades cognitivas y el comportamiento de quienes la padecen. Ahora, una aplicación móvil, llamada PSICODEM, ayuda a los profesionales y familiares a escoger la intervención más adecuada para cada paciente. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que actualmente hay unos 50 millones de personas afectadas en todo el mundo, una cifra, que debido al aumento de la esperanza de vida y al envejecimiento de la población, se espera que llegue a los 75 millones en 2030, y a los 132 millones en 2050.

Aunque hay algunos tratamientos farmacológicos para tratar sus síntomas, las intervenciones psicosociales ayudan a retrasar su curso y a contrarrestar los aspectos que conllevan una reducción de la calidad de vida de las personas afectadas y de sus cuidadores. Por ese motivo, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), desde el eHealth Center, ha lanzado una aplicación móvil, PSICODEM, que permite a los profesionales y familiares elegir la intervención más adecuada para cada paciente en función de su grado de demencia y de los aspectos que se quieran abordar.

Intervenciones acordes al grado de demencia

«Había incertidumbre sobre cuál o cuáles intervenciones eran más eficaces para las personas con demencia y queríamos contribuir a poner luz», afirma Marta Aymerich, investigadora del grupo eHealth Lab.

Esta aplicación busca ayudar al profesional especializado, aportándole información sobre el nivel de evidencia científica; al profesional no especializado, para que escoja adecuadamente la psicoterapia que necesita el paciente, y a los familiares, para que conozcan las intervenciones existentes, desde terapias de reminiscencia hasta musicoterapia.

PSICODEM ya se ha testado previamente en formato web, se ha evaluado su usabilidad de la atención primaria y especializada y se ha estudiado su validez con neurólogos y neuropsicología. Las pruebas para validar la aplicación se llevaron a cabo en un centro de atención primaria, una clínica privada y un hospital público con 119 pacientes con diferentes grados de demencia y una decena de profesionales de la salud

Con miras al futuro, los investigadores desean ir actualizando el grueso de evidencia científica de cada intervención para que los profesionales tengan al alcance una herramienta que les ayude a tomar la mejor decisión para cada paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *