Facebook puede saber si vas a sufrir una depresión

Lo que cuentas en Facebook podría servir para detectar una depresión

El uso que hacemos de nuestras redes sociales no es siempre el mismo, ya que nuestras publicaciones cambian según nuestro mood diario. Por ello, un grupo de investigadores de las universidades de Pensilvania y de Stony Brook han creado un algoritmo capaz de diagnosticar precozmente depresión, a partir de los datos obtenidos de las publicaciones de Facebook de distintos usuarios. Este estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, se enmarca en el Proyecto Mundial de Bienestar, a partir del cual han descubierto la relación existente entre las palabras que escribimos y nuestros sentimientos.

algoritmos para combatir la depresión

Enfermedades como la peste, la gripe o el cólera fueron culpables de millones de pérdidas humanas en épocas pasadas. Gracias a la aparición de las nuevas tecnologías implementadas en distintas innovaciones médicas y a las mejoras en las condiciones higiénicas de la sociedad, hemos conseguido afrontarlas con bastante éxito. Pero, en la actualidad, nos enfrentamos a otras importantes amenazas para nuestra salud que marcan nuestra época. Una de ellas es el apogeo de las enfermedades mentales que, aunque se hallen en pleno crecimiento, no reciben siempre el diagnóstico precoz adecuado.

Las redes sociales, aunque en parte pueden desencadenar este tipo de dolencias, también pueden ofrecer muchos beneficios. Constantemente publicamos en las redes sociales nuestro estado de ánimo, nuestros gustos o quehaceres diarios, y si estas ofrecen esta posibilidad, ¿por qué no aprovecharlas para facilitar la labor de los expertos en salud mental?

LAS PALABRAS REFLEJAN estado de ánimo

El Proyecto Mundial de Bienestar lleva seis años estudiando cómo las palabras reflejan nuestros sentimientos y descubriendo una vinculación clara entre estas y nuestro estado anímico. Al llegar a esta conclusión, el investigador Johannes Eichstaedr, se planteó si el uso que hacemos de las redes sociales podría variar según nuestro estado de ánimo. Para comprobar la veracidad de este planteamiento, los investigadores realizaron un estudio anónimo a 1200 personas a partir de sus publicaciones de Facebook y registros médicos. De todos ellos, solo 114 personas tuvieron un diagnóstico de depresión en sus registros médicos. Además, los investigadores compararon a cada persona con un diagnóstico de depresión con cinco voluntarios sanos, que actuaban como control, para una muestra total de 683 personas.

Una vez establecido el número de personas participantes, procedieron a analizar un total de 524.292 publicaciones de Facebook de los años previos al diagnóstico para cada individuo con depresión y durante el mismo periodo de tiempo para el control. De este modo establecieron marcadores del lenguaje asociados con la depresión, palabras y expresiones utilizadas por personas con esta enfermedad. Estos marcadores se relacionan con procesos emocionales, cognitivos e interpersonales, como la hostilidad, la soledad o la tristeza y con palabras como ‘miedo’ o ‘herido’ y el uso de pronombres en primera persona como ‘yo’ y ‘a mí’.

Con su trabajo, los investigadores han demostrado que las redes sociales se pueden usar con registros clínicos, un paso hacia la mejora de la salud mental en las redes sociales”.

El uso de muestras poblacionales únicamente urbanas o el hecho de que las personas con depresión fueron diagnosticadas a través de entrevistas preestablecidas y estructuradas, muestra que este estudio aún posee algunas limitaciones. Pese a ello, el descubrimiento de la relación de nuestro estado de ánimo con las palabras que utilizamos en nuestras publicaciones online abre el camino al descubrimiento de futuras aplicaciones de las redes sociales en beneficio a la sociedad. Si las redes sociales ocupan gran parte de nuestra vida, ¿por qué no aprovecharlas para mejorarla?