Más de 2.200 actividades en el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Miles de actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Cartel 11F Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

En diciembre de 2015 la ONU proclamó el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con el objetivo de romper con el techo de cristal y con los prejuicios que persiguen a las mujeres en este campo. En 2016 nació en España la Iniciativa 11 de Febrero para promover la realización de actividades que conmemoren esta fecha tan importante. En la primera edición, celebrada en Febrero de 2017, se organizaron cerca de 350 actividades en toda España y en la segunda, febrero de 2018, algo más de 1.200. Ahora, en la tercera edición de 11 de Febrero, se han batido todos los récords ya que, a lo largo de la jornada, tendrán lugar más de 2.200 actividades que llegarán a unas 130.000 personas.

Fomentar el interés por la ciencia y la tecnología

El aula es uno de los espacios más importantes en los que combatir la brecha de género en la ciencia y la tecnología. Por ello, la Iniciativa 11F ha hecho un esfuerzo especial un año más para unir el ámbito científico y el educativo #enclase11F . Más de 900 personas de la comunidad científica, en su mayoría mujeres investigadoras, impartirán unas 1900 charlas y talleres que llegarán a más de 100.000 estudiantes en 800 centros educativos. A estas charlas y talleres se suman actividades organizadas por el personal docente de muchos centros.

Además de los centros educativos, a la iniciativa se han sumado numerosos espacios: centros de investigación, universidades, museos y centros culturales, empresas tecnológicas, bibliotecas y librerías e incluso bares. Las actividades están diseñadas para todos los gustos, edades e intereses. Desde cuentacuentos hasta mesas redondas o visitas guiadas a determinados laboratorios, todo es poco para la causa. Por su parte, las librerías y tiendas están invitadas a decorar sus escaparates con libros que visibilicen a mujeres científicas y a compartir las fotos en redes sociales con el hashtag #escaparates11F.

Una situación preocupante

Según el estudio “Mujeres en la economía digital”, de DigitalES, la situación de la ciencia en España es grave pues las mujeres son cada vez más irrelevantes en el sector tecnológico. Tan solo por aportar algunos de los datos que nos brinda dicho estudio, en el 2015 las mujeres eran el 52,2% de los gradua­dos universitarios, pero sólo eran el 20% de los graduados en estudios tecnológicos. De ellas, las que trabajaban en ocupaciones digitales suponían sólo el 16,5% del total. Estas cifras variaron considerablemente en 2017, año en el que las mujeres suponían ya el 53,2% de los graduados universitarios, pero sólo el 18,6% de los graduados en estudios tecnológicos, y apenas el 15,6% de los trabajadores con perfil técnico del sector digital.

Para luchar contra esta situación es importante visibilizar el papel de las mujeres en la ciencia y fomentar las vocaciones femeninas. Para ello, debemos terminar con estos estereotipos que suelen calar hondo entre las niñas y que les dicen que no son tan válidas para la tecnología como lo son sus compañeros masculinos. La educación se convierte en un arma fundamental para animar a las más pequeñas a no perder el interés en la ciencia.

Concepción Alicia Monje, ganadora del Premio Mujer y Tecnología de la Fundación Orange en 2018, aseguraba en declaraciones para Nobbot que la presión social desvía a las niñas de las carreras científico-técnicas. “Desde mi punto de vista, la clave está en potenciar las destrezas y las pasiones tanto de niñas como de niños, sean cuales sean. No hay que pensar en trabajos para mujeres y trabajos para hombres, sino en trabajos para quienes tengan las habilidades y las ganas de desarrollarlos, y eso es lo que intento transmitirles a las niñas que asisten a mis charlas” afirmaba.

Las mujeres del sector, de todos los niveles, deben tener mayor visibilidad en los espa­cios públicos y, en particular, en los foros de debate y de difusión, siendo clave el papel de los medios de comu­nicación, generalistas y especializados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *