Drones para servir cafés en la oficina, la última idea loca de IBM

Drones para servir cafés en la oficina, la última idea loca de IBM

La empresa IBM ha registrado una patente para mantenernos activos en la oficina. La forma de conseguirlo es de lo más innovadora -también un poco escalofriante- y consiste en el desarrollo de una flota de drones que sobrevolarán nuestros puestos de trabajo para servirnos café. Además, estos drones cuentan con sistemas biométricos que nos delatarán en caso de que nuestros rostros muestren trazas de una noche de juerga o de pocas ganas de acabar esa laboriosa presentación que se nos ha atragantado. Vamos, que sabrán si estamos fritos o no y nuestro jefe se enterará. Por si no tuviéramos bastante con el pelota de la oficina. 

drones y cafeína

Este sistema de drones utilizará sensores para que los trabajadores, a mano alzada o a través de una aplicación móvil, pidan un café. Según la patente publicada en la oficina americana, los sensores y las cámaras podrán evaluar la calidad de sueño de los trabajadores a partir de datos biomédicos (presión arterial, dilatación de las pupilas, expresiones faciales) o, incluso, analizar nuestro calendario para ofrecernos una dosis potente de cafeína en un día lleno de reuniones.

un camarero volador

¿Cómo sabrá el dron qué trabajador es el que ha pedido un café?  ¿Y si se choca con otro, derramando la bebida?  Estas y otras inquietudes sobre la seguridad están descritas en la patente. En ella se explica cómo el café será enviado en bolsas a prueba de goteras y fugas o cómo, a partir del acceso a la información médica de cada trabajador, estos mini aviones podrán saber si podemos o no tomar cafeína, lactosa, etc.

Los drones no sólo transportarán café en las oficinas sino que se prevén aplicaciones similares para otros espacios públicos donde los sensores volverán a ser los protagonistas. Esta tecnología podrá determinar si una persona ha bebido demasiado alcohol a través de su estado de somnolencia, inestabilidad o dificultad para hablar. Si se observa alguna de estas conductas, el dron no traerá más bebidas e ignorará al individuo cuando este intente acaparar su atención.

Además, en algún momento de nuestra existencia hemos intentado aparentar la edad que no teníamos para tomar una copa pero, a esta inteligente tecnología, no se le escapará ningún adolescente que quiera tomarse alguna cervecilla, ya que no sirve alcohol a menores.

IBM es la compañía informática que más patentes ha registrado desde 1993 aunque no todas ellas se han materializado en  un servicio operativo. Son muchas las empresas que patentan ideas por si, en algún momento, otra compañía pretende comercializarlas. Esperemos que este no sea el caso y así poder disfrutar de esta forma tan teatral de tomar un café.

Esta es otra de las aplicaciones que se le pueden dar a esta tecnología punta; en anteriores publicaciones de Nobbot hemos hablado de cómo los drones pueden ayudar a frenar la lacra de los incendios, polinizar flores como las abejas, descubrirnos el fondo submarino, transportar pasajeros y mercancías o convertirse en una nueva técnica de arte fotográfico. Ya no sorprende tanto que sean capaces de traernos un café ¿verdad?