El peligro de usar el móvil a la vez que conducimos

¿Y si tu whatsapp fuera lo último que lee? Orange y DGT alertan sobre el peligro del móvil al volante

El verano ha llegado y son muchos los que deciden aprovechar esta soleada temporada para realizar alguna que otra escapada. Las carreteras se llenan de vehículos cuyos ocupantes se dirigen con euforia a ese esperado descanso que llevan esperando todo el año.

Por ello, y aunque las cifras de fallecidos en las vías se reducen cada año, nunca está de más recordar las terribles consecuencias de ciertos malos hábitos en la conducción, siendo el uso del móvil al volante uno de los más graves por el número de accidentes que provoca.

Orange y la Dirección General de Tráfico vuelven a unir fuerzas en torno a la iniciativa responsable #PorunusoLovedelatecnología, con el objetivo de sensibilizar sobre los perjuicios del manejo de dispositivos cuando se conduce; una mala práctica que es ya, según la DGT, la primera causa de muerte en carretera, por delante del alcohol o el exceso de velocidad.

Y es que esta perniciosa combinación volante-móvil es demasiado frecuente en nuestros días. Baste decir que, según una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizada a 1.125 personas de entre 25 y 79 años, el 17% de los conductores reconoce que escribe o lee mensajes en el móvil mientras conduce. Un dato adicional: más de 1 de cada 3 españoles reconoce haber telefoneado, leído o escrito mensajes durante la conducción en el último año, según otro informe de la DGT.

¿Y si fuera lo último que lee?

Según últimas estadísticas hechas públicas por la Dirección General de Tráfico, la conducción distraída o desatendida está detrás del 25% de los accidentes y del 31% de los fallecidos en nuestras carreteras. Solo llamar por teléfono mientras se conduce, ya multiplica por 3 el riesgo de accidente, mientras que enviar un mensaje multiplica hasta por 23 este mismo peligro.

¿Por qué, entonces, ponemos en riesgo a los que conducen intentando comunicarnos con ellos cuando sabemos que están en medio de un trayecto? ¿De verdad es necesario saber cuánto les queda para llegar a su destino o si se encuentran bien cada 5 minutos? Estas y otras preguntas del mismo estilo son las Orange invita a hacerse dentro de las familias, poniendo esta vez el foco en los padres.

En palabras de Pere Navarro, Director General de Tráfico: «Vivimos con el piloto automático puesto y, la mayor parte de las veces, no nos paramos a reflexionar sobre las consecuencias que puede tener un simple Whatsapp». El exceso de preocupación hace que los progenitores puedan ser, sin querer, el origen de los accidentes de sus hijos. ¿Y si tu whatsapp fuera lo último que lee?

Unidos por la seguridad vial

Para llamar la atención y advertir sobre este peligroso fenómeno, Orange, con la colaboración de la DGT, inicia una campaña de difusión y concienciación englobada en su iniciativa Por un uso love de la tecnología, orientada a concienciar sobre los beneficios y los peligros de la tecnología.

móvil
Presentación de la campaña de Orange y DGT para concienciar sobre el uso del teléfono móvil al volante. Samuel Muñoz, Director de Marketing de Orange, Pilar Mostaza, Pablo Oria Mostaza, participantes spot de la campaña, Pere Navarro, Director General de Tráfico (DGT)

Durante el acto de presentación de la misma, Samuel Muñoz, director general de marketing, ha destacado la importancia de la implicación de una empresa de telecomunicaciones como Orange en una campaña como esta, en torno al uso responsable de la tecnología al volante. Como empresa tecnológica, y al mismo tiempo humana, tenemos una responsabilidad con nuestros clientes»

En la página web de la campaña se recogen una serie de consejos que podemos seguir para que nuestra conducción y la de aquellos a quienes queremos sea lo más segura posible. Activar el modo coche o en su defecto el modo avión, bloquear las notificaciones y consultar todos los mensajes una vez hemos llegado al destino son algunas de las recomendaciones que desde Orange hacen a los conductores.

Un grave peligro al volante

Según los últimos datos hechos públicos por la DGT con estadísticas de siniestralidad de 2017, la distracción fue el factor de origen en un 28% de los incidentes con víctimas y en un 33% de los accidentes mortales. Entre los motivos, el uso del móvil es hoy uno de los más importantes elementos de dispersión, siendo catalogada como una práctica muy peligrosa por el 94% de los conductores.

Como ejemplo, marcar un número en el móvil a una velocidad de 120 km/h, supone recorrer sin ver la carretera una distancia aproximada de 429 metros, equivalente a unos 4 campos de futbol. Y escribir, un mensaje se traduce en unos 660 metros a ciegas. Sin embargo, pese al riesgo que entraña, el 43% de los jóvenes reconoce que “wasapea” mientras conduce según otra encuesta realizada a más de 6.000 jóvenes europeos por RACC.

Según la AAA Foundation for Traffic Safety (Asociación Americana de Automovilismo), usar el móvil para mandar mensajes implica las tres formas de distracción: visual, mientras los ojos van leyendo la pantalla; cognitiva, ya que la mente está ocupada elaborando el mensaje; y manual, al teclear las letras o botones. Esto se traduce en un incremento en el tiempo de reacción ante cualquier eventualidad, cambios inesperados de carril, dificultad para frenar a tiempo o reducción de la capacidad auditiva, visual y psíquica, de forma que se multiplica por 23 la posibilidad de accidente. Es por ello que Orange, con la colaboración de la DGT se ha implicado en esta campaña cuyo objetivo no es otro que salvar vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *