Si tu perro se pierde confía en su nariz: podría reuniros de nuevo

Si tu perro se pierde confía en su nariz: podría reuniros de nuevo

La inteligencia artificial tiene una multitud de utilidades, algunas de ellas bastante sorprendentes. Gracias al desarrollo de algoritmos es posible diseñar sistemas de identificación humana pero la cosa no se frena ahí. Ahora, esta tecnología también es capaz de reconocer los rasgos de nuestros amigos más fieles de cuatro patas, los perros.

La empresa china Megvii, especialista en el mundo de la inteligencia artificial, ha desarrollado un sistema de reconocimiento facial que permitirá a los perros extraviados volver a los brazos de sus dueños gracias al simple escaneo de su nariz. Siempre supimos que la trufa de un perro es la cosa más tierna y blandita del mundo pero nunca nos imaginamos que, además, pudiese llevarle de vuelta a casa sin emplear sus dotes olfativas.

La nariz de tu perro es única

Todos sabemos que nuestro perro es único e irrepetible y que lo reconoceríamos incluso entre un millón de canes porque su carita es la más mona de todas. Pero, arrumacos y ñoñerías a parte, la nariz de cada perro es un mundo y precisamente gracias a eso muchos compañeros de cuatro patas han logrado encontrar el camino de vuelta a casa. La tecnología desarrollada por Megvii funciona de forma similiar a las huellas dactilares.

Lo único que debemos hacer es escanear la trufa de nuestro cánido utilizando la cámara de nuestro smartphone. La aplicación de Megvii solicita al usuario que repita este proceso desde distintos ángulos para que la nariz en cuestión quede perfectamente identificada. Tal y como afirma la compañía, este método tiene una fiabilidad del 95% y ha permitido ya que 15.000 perros se reúnan felizmente con sus dueños después de una inesperada e indeseada excursión.

perro
Megvii

Esta no es la primera vez que se utiliza la inteligencia artificial para encontrar e identificar a un perro. Hace ya un tiempo la app Finding Rover ofreció a los dueños la posibilidad de registrar los perfiles de sus mascotas utilizando, de nuevo, el reconocimiento facial.  Basada en un algoritmo de aprendizaje automático desarrollado en la Universidad de Utah, esta aplicación posee una base de datos que compara la información registrada con los animales encontrados por refugios o usuarios particulares. De esta forma, más de una historia ha logrado tener un final feliz y nosotros que nos alegramos de que la tecnología también sirva para salvar vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *