Fundación Orange: 20 años acercando la tecnología a las personas

Fundación Orange: 20 años cerrando la brecha digital

Hoy solo se acuerdan de la marca Retevisión los internautas más veteranos, pero fue clave en el desarrollo de la sociedad de la información en nuestro país. También puso la semilla de lo que hoy es la Fundación Orange, una iniciativa que apuesta por la tecnología para mejorar la vida de las personas y que cumple 20 años. En estos intensos años de actividad, la Fundación Orange siempre ha tenido como razón de ser el objetivo de que nadie se quede rezagado en el camino hacia el futuro.

LA REVOLUCIÓN DIGITAL, NEGRO SOBRE BLANCO

En sus inicios, que también fueron el comienzo del desarrollo 2.0 del país, trató de poner negro sobre blanco las características que definían el cambio tecnológico que estábamos viviendo como sociedad.

Con esta idea lanzó distintas publicaciones entre las que destaca el Informe eEspaña, que se convirtió en un referente, institucional, académico y empresarial durante sus 16 ediciones anuales. Este documento fue el estandarte de una actividad de análisis sobre el desarrollo de la sociedad de la información en España que contó con más de 30 publicaciones que trataron temas tan diversos como la web.20, la blogosfera o los servicios públicos ofrecidos por la Administración.

Rocío Miranda de Larra, Directora de Responsabilidad Social y Sostenibilidad de Orange España
Rocío Miranda de Larra, Directora de RSC de Orange.

TECNOLOGÍA Y DISCAPACIDAD

Pero siempre ha tenido la Fundación Orange una vocación social y, por ello, no es de extrañar que, desde 1999, lanzara el proyecto BIT.

Esta iniciativa, pionera en el mundo, impulsó la formación de personas Síndrome de Down en el uso de ordenador y otros avances tecnológicos.

A lo largo de su historia, la Fundación ha promovido diversos proyectos con la tecnología como elemento integrador como, por ejemplo, los programas de accesibilidad cultural para acercar el arte y la cultura a las personas con discapacidad visual o auditiva.

También ha mantenido una especial vinculación con proyectos culturales y educativos, colaborando con la Escuela Superior de Música Reina Sofía, la Fundación Albéniz o el concurso escolar “¿Qué es un Rey para ti?”.

EL AUTISMO COMO METÁFORA

En la última década, ya bajo el paraguas del Grupo Orange, la Fundación ha reforzado su apuesta por la tecnología como elemento vertebrador de sus proyectos sociales centrándose en tres grandes líneas de trabajo: Junto al Autismo, Jóvenes con futuro y Mujer y tecnología.

Las soluciones digitales impulsadas desde la Fundación Orange en el campo del autismo abarcan un amplio espectro de aportaciones. Así, por ejemplo, se han desarrollado comunicadores como e-Mintza, apps como José Aprende, el traductor de voz a pictogramas Dictapicto, y programas como Pictogram Room.

El autismo es una metáfora de la misión de un operador de telecomunicaciones.

Rocío Miranda de Larra, Directora de Responsabilidad Social y Sostenibilidad de Orange España, tiene especial cariño a esta labor pues la considera “una metáfora de la misión de un operador de telecomunicaciones, que no es otra que la de facilitar la comunicación entre personas”.

Sobre esta actividad, Gerardo Herrera, investigador de la Universidad de Valencia, señala que “cuando casi nadie sabía lo que iba a ser una tableta o un Smartphone, en la Fundación Orange ya estaban desarrollando herramientas para que las personas con autismo las utilizasen”.

Fundación Orange

LA CLAVE ES CREER EN LOS JÓVENES

Otra de sus líneas de trabajo es la denominada Jóvenes con futuro. De acuerdo con esta visión, la Fundación desarrolla, a través de distintas iniciativas, su proyecto Fablabs Sociales. Se trata de un programa formativo en torno a la fabricación digital, destinado a jóvenes en situación vulnerable. Su objetivo es acercar la innovación a estos jóvenes y desarrollar sus competencias digitales para favorecer su integración social y empleabilidad.

“La clave está en creer en los chicos, porque ellos te dan la diferencia”.

La Fundación está convencida de que la tecnología y la innovación son palancas para el desarrollo, el progreso y la mejora de vida de las personas y las sociedades, pero “para que esa innovación se convierta en progreso, tiene que estar al servicio de todos”, explica Rocío Miranda de Larra. En ese contexto en el que lanzan sus proyectos de educación digital: no quieren que nadie se quede fuera de esta revolución digital en la que estamos inmersos. La educación es una de las claves

Miranda de Larra pronuncia una frase que resume a la perfección la idea que hay detrás de estos proyectos: “La clave está en creer en los chicos, porque ellos te dan la diferencia”.

Una opinión que comparte Julián Martínez, Director de FP de la Fundación Tomillo, quien destaca que “la Fundación Orange se ha volcado en la etapa educativa que viene a revertir el fracaso escolar de miles de estudiantes”.

Fundación Orange

MUJERES VULNERABLEs

También hay que destacar el trabajo de la Fundación Orange en convertir la tecnología en una herramienta que favorece la inclusión social de mujeres en situación vulnerable, a través del desarrollo de competencias digitales que mejoran su autonomía, su acceso al empleo, etc.

“Las mujeres han pasado de no saber utilizar un ratón a ser blogueras”.

Rocío Miranda de Larra explica que, gracias a este proyecto, “las mujeres han pasado de no saber utilizar un ratón a ser “blogueras”, utilizando Internet como herramienta. Y todo ello con una pasión, ganas de superación, capacidad de sacrificio y compañerismo que han sido un ejemplo para todos nosotros”.

Isidro Rodríguez, Director General de la Fundación Secretariado Gitano, considera “tremendamente eficaz” la apuesta de la Fundación Orange por utilizar la tecnología como herramienta de desarrollo personal de mujeres gitanas que tienen menos oportunidades.

PREMIO MUJER Y TECNOLOGÍA de la fundación orange

Por último, el Premio Mujer y Tecnología se ha convertido en un galardón del máximo prestigio que premia a mujeres que destacan por su labor en los ámbitos de la tecnología y la innovación social.

Este premio contribuye a dar visibilidad a referentes femeninos en el ámbito de la tecnología, tan necesarios para despertar vocaciones entre las niñas que hoy rechazan, en su gran mayoría, este tipo de conocimiento.