Gita, el robot que te lleva las bolsas del super y los regalos de Reyes

Gita, el robot que te lleva las bolsas del súper y los regalos de Reyes sin rechistar

Cuando vas al supermercado y vuelves con cuatro bolsas repletas, un saco de patatas y una caja de leche clamas al cielo pensando «ojalá tuviera alguien que me llevase la compra».

Aunque siempre se puede recurrir al tradicional carrito, lo cierto es que a veces tenemos la nevera tan vacía que ni con esas nos libramos de ir con tanto bulto. Pero la robótica está ahí para echarnos una mano y, como la mayoría de nosotros no tenemos ayuda humana para transportar bártulos, no nos viene nada mal el nuevo robot que ha lanzado Piaggio, el fabricante italiano de vehículos. Bautizado como Gita, este robot actúa como portador y permite al usuario librarse del tremendo peso que supone pasearse un sábado por la Gran Vía (que nadie se engañe, siempre cae alguna compra).

Sígueme Gita

Gita es una especie de mensajero robótico que sigue nuestros pasos como si de un fiel perro se tratase. Para no confundir a su dueño con otra persona, Gita utiliza cámaras y sensores para analizar su forma y tamaño. Además, reconoce otras formas humanas y rastrea los obstáculos para no quedarse a medio camino con nuestra compra en su interior. Este robot es capaz de transportar mercancías de hasta 18.1 kg, y su propio peso es de 22.7 kg.
Gita
Es capaz de alcanzar una velocidad de hasta 10 kilómetros por hora así que, parece apto para aquellos que tienen el paso ligero y muchas ganas de llegar a casa. Realmente no se puede decir que Gita sea un robot autónomo ya que, aunque puede seguir a su propietario sin problema, no presenta la posibilidad de moverse independientemente por una ruta determinada. Es decir, si lo dejamos solo lo más probable es que se pierda y acabe donde usted perdió la chancla.

UN LENGUAJE DE Sonidos y luces

Gita no habla ni entiende órdenes verbales pero sí se comunica a través de sonidos coordinados con un sistema de luz codificada por colores que informa al propietario de su estado actual, como por ejemplo si está encendido y listo para emparejarse, además de transmitir información sobre el nivel de la batería.

Gita

Para que Gita no muera a mitad de camino es necesario recargar su batería durante dos horas, lo que nos dará un total de 4 horas de funcionamiento. No todo podía ser maravilloso y nuestro pobre Gita todavía no es capaz de aguantar un día entero comprando regalos de Reyes. Pero bueno, tiempo al tiempo. Tampoco tiene la habilidad de subir y bajar escaleras así que, lo mejor será que cojáis el ascensor.

Existe una app adjunta al pequeño Gita, disponible para iOS y Android, que aunque no es necesaria para la funcionalidad básica de este robot, nos ofrece opciones extra como bloquear y desbloquear la tapa o poner música. Gita hace lo que sea para que no nos aburramos durante el camino.

Mensajeros robot

Aunque Gita tiene el plus de seguir nuestros pasos, esta no es la primera vez que se habla de robots capaces de transportar objetos hasta las mismísima puerta de nuestra casa. La compañía de la industria automotriz Continental Corporation ya presentó en el CES 2019 (Consumer Electronics Show), celebrado en Las Vegas, una propuesta de perros robot que harían las veces de mensajeros.

Gita

Un vehículo autónomo recoge a estos especiales carteros y los deja en determinados puntos para que no tengan que andar más de un kilómetro y medio. El Continental Urban Mobility Experience (CUbE), así se llama este vehículo, los soltaría en grupo en determinadas zonas de reparto asignadas. A partir de ahí, el animalillo electrónico pone en marcha sus cuatro patas y se dirige a completar la entrega. El caso es que, ya sea cuando compramos en las tiendas o cuando pedimos las cosas a casa, esa idea de que un pequeño ser lleno de cables nos lleve los bártulos convence, y mucho.

Imágenes: Mygita y Continental Corporation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *