"Hasta que la boda nos separe": contradicción y amor entre comillas

«Hasta que la boda nos separe»: amor entre comillas en la nueva comedia de Belén Cuesta

"Hasta que la boda nos separe"

El compromiso puede ser, sin duda, el principio del fin. Una afirmación con la que están de acuerdo Belén Cuesta, Alex García y Silvia Alonso, protagonistas de la nueva comedia de Dani de la Orden «Hasta que la boda nos separe». Una rocambolesca historia que junta la amistad y el amor con el caos más absoluto.

Esta vez, Dani de la Orden ha querido mostrarnos en la pantalla a un contradictorio triángulo amoroso cuya suerte parece haberse marchado sin fecha de regreso. Belén Cuesta, ganadora del Goya a la mejor Actriz Protagonista por «La trinchera infinita», interpreta a Marina, la tercera en discordia. Una organizadora de bodas que ronda los 30 y que, hasta el momento, no ha sido demasiado afortunada en el amor. Su vida dará un vuelco cuando se tope con Alex García, el novio de su mejor amiga.

«Hasta que la boda nos separe» con estrés y una dosis de comedia

Si hay algo que podemos percibir con claridad en «Hasta que la boda nos separe» es el enorme estrés que puede generar la organización de una boda. Detalles por aquí, detalles por allá… y encima todo adornado por una preciosa infidelidad que hará de hilo conductor. Desde luego, no es el escenario que ninguno de nosotros desearíamos encontrar mientras preparamos el que se supone será uno de los días más importantes de nuestra vida.

Para Belén Cuesta el compromiso puede generar situaciones que pongan fin a una bonita relación que se auguraba exitosa y feliz. Por su parte, Alex García cree que la naturalización de este proceso no necesita de fechas ni papeles, todo lo contrario a lo que experimenta su personaje a lo largo del film.

Dani de la Orden, con trabajos anteriores como «El mejor verano de mi vida» o «Litus» siempre se ha sentido libre a la hora de rodar aquello que le apetecía. Por eso, en esta película ha reflejado, a su manera, ja el engaño y el autoengaño que protagonizan la mayor parte de las relaciones. «Estamos tan ansiosos de generar algo dependiente que nos autoengañamos muchísimo. Pero, por otro lado, cuando hemos vivido la desconfianza y el dolor como el personaje de Belén Cuesta, no abriamos la puerta a algo que podría ir bien».

¿Menospreciamos la comedia?

Lo cierto es que, aunque en nuestro país la tradición del cine de comedia viene de lejos, resulta bastante común escuchar aquello de que este género suele optar más por lo fácil, sin complicaciones. Además, y como es evidente, las comedias no suelen tener demasiada representación en las ceremonias de premios, algo que a Dani de la Orden tampoco le importa siempre y cuando cuente con la acogida del público. «Independientemente de si te gusta o no, la comedia es un género que funciona. Sin embargo, es muy ingrato. Estoy harto de oír esa frase de es mala pero te ríes» nos cuenta.

Belén Cuesta coincide en la falta de representación de este género dentro del mundo de los galardones pero resalta el gran consumo de cine de comedia al que asistimos en las salas de cine. Después de consolidarse como una de las mejores actrices de nuestro país, en gran parte gracias a papeles cómicos como el de Magüi en «Paquita Salas», Belén Cuesta reconoce que, aunque la dificultad de un personaje se esconde detrás de las características concretas de una historia, hacer reír al público no es en absoluto sencillo. «El humor es algo más personal e individual. El drama es más general o universal. Aún así, la dificultad depende del proyecto» asegura.

Sigamos contando historias

«Hasta que la boda nos separe» es una producción de Atresmedia que cuenta con la participación de Orange. Para Belén Cuesta, el apoyo de las empresas al cine español es una necesidad ineludible a la hora de seguir entrando en la pantalla. «Que se ayude a contar historias y a entretener es maravilloso».

Dani de la Orden reconoce que estamos en un momento muy dulce para la producción de historias gracias a la globalización. «Una película engloba unas cien personas como mínimo, solo en rodaje. Es una rueda muy grande de flujo de trabajo que está formada por gente a la que le fascina todo esto» afirma. El cine es, para este director tan joven, una experiencia vital que, además, genera dinero. En el mundo de las películas cabe cualquier historia y Dani de la Orden confiesa estar bastante cansado de los típicos clichés. «El estereotipo de que el cine español es Guerra Civil y comedias insulsas está un poco pasado. Búscate algo mejor para criticarlo en Twitter».

Imagen destacada: Fotograma de «Hasta que la boda nos separe»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *