Historia de España, ¿una asignatura pendiente? - Nobbot

Historia de España, ¿una asignatura pendiente?

Lo cierto es que si preguntamos sobre algún hito destacado (o no tanto) de la historia de España más de uno se quedaría con la mirada perdida. “Mmmm… esto… A ver, se de qué me estás hablando pero ahora mismo…”. ¿Os suena no? Los verdaderos conocedores de nuestra historia no abundan precisamente y, sin embargo, sí son muchos los que necesitarían más de una clase. Las excusas que tratan de justificar este desconocimiento sobre nuestro pasado son de lo más variopintas. No tengo tiempo, eso lo estudié hace mucho y ya no lo recuerdo, la historia me aburre… En fin. Pero lo que no tiene excusa es no tener ni idea sobre los hechos más destacados que han marcado lo que hoy somos. Por eso, y para que nadie trate de justificarse, ha nacido Hispania. Un divertido trivial que nos ayudará a no quedar mal si nos preguntan sobre la Reconquista o la Restauración.

La Fundación Villacisneros ha creado una original app que enseña historia de España de forma entretenida. Un trivial lanzado el pasado 4 de diciembre que cuenta con más de 4.000 preguntas y que, según sus creadores, busca suscitar la curiosidad de los usuarios por el conocimiento; descubrir personajes y hechos menos célebres para el gran público e investigar sobre ellos. Hispania llega para salvarnos de más de un apuro, porque ya sabéis, el conocimiento no ocupa lugar. Esta aplicación está diseñada para cualquiera edad por lo que podréis hacer uso de ella independientemente de los años que tengáis.

Hispania divide la historia de España en tres temáticas: política, arte y asuntos militares. Además, existen tres formas distintas de disfrutar del juego: una individual con ocho niveles de dificultad, otra cara a cara para jugar con amigos o familiares y una última online en la que hasta cuatro usuarios se pueden retar simultáneamente. Las preguntas que contiene Hispania van desde lo primeros pueblos que habitaron en nuestra Península hasta la llegada de la democracia después del régimen franquista. Como véis, un amplio abanico de acontecimientos que no estaría de más tener en nuestra cabeza, aunque sea de forma un poco general.

Recorriendo la historia de España

La aplicación dispone de un modo de juego arcade. Puede parecer un tanto extraño pero es tan real como la vida misma. Nosotros, como usuarios, recorreremos la historia de España corriendo, saltando, empujando y respondiendo a las cuestiones históricas planteadas de la mano de dos personajes: Rodrigo Valdés y Jimena de Olivares.

Iñigo Gómez-Pineda, presidente de la Fundación Villacisneros, explicó durante la presentación de Hispania cuál era el principal objetivo de esta insólita app. Desde el equipo de la fundación buscan que el ciudadano medio “recupere la ilusión por ser español. Y, para ello, lo primero que hay que hacer es conocer nuestra historia y armar a las personas intelectualmente para que no se les manipule“. Una servidora ha probado el juego y os garantiza que no es nada fácil responder algunas de las preguntas. Lo cierto es que ha sido un poco vergonzoso obtener según qué resultados en la primera ronda. Pero que nadie vea esto como un impedimento. Al revés. El reto que se genera es aún mayor. Eso de que un juego pueda con nosotros no es una opción a contemplar ¿no?

Aunque Hispania aún está diseñada para usuarios particulares que deseen conocer más sobre nuestra historia, la idea de la Fundación Villacisneros es crear paquetes para museos y colegios. Como os decimos, de momento tendremos que conformarnos con bajarnos la app en nuestro teléfono móvil. Lo que está claro es que ya no hay excusas para quedar como un cateto (con todos nuestros respetos). La historia tiene un papel fundamental en nuestra vida diaria, aunque a veces no nos demos cuenta y es necesario generar interés sobre ella. Ser un ignorante ya no está de moda, lo sentimos terriblemente, así que vamos a aplicarnos un poco. En el fondo a todos nos gusta aprender cosas nuevas (aunque a veces digamos que no) y qué mejor manera que hacerlo jugando.