Hygiea, el nuevo planeta enano descubierto en el Sistema Solar

Hygiea, el nuevo rey de los planetas enanos del Sistema Solar

El universo esconde una enorme cantidad de secretos y a medida que los astronómos escudriñan sus entrañas vamos descubriendo las múltiples sorpresas que no tiene preparadas desde hace millones de años.

Hygiea es el nuevo planeta enano, y es más pequeño que sus predecesores, con lo que podría quitarle el título a Ceres de planeta enano más pequeño del sistema solar. Hasta el momento no se había realizado un estudio exahustivo de este planeta que ha logrado hacer visible su nombre en el mundo de la astronomía.

Entrar al selecto grupo de los planetas enanos

Para ser considerado como un planeta enano, se tienen que cumplir una serie de requisitos que no cualquiera es capaz de reunir. El primero de ellos es el de orbitar alrededor del sol. Además, un planeta enano tampoco puede ser una luna, es decir, un satélite natural de otro planeta.

Otro de los requisitos que debe cumplir cualquier planeta que pretenda ser enano es el de no haber despejado su entorno orbital de otros objetos. Por último, pero no por ello menos importante, su masa debe ser suficiente para que su propia gravedad le empuje a adoptar una forma esférica. Hasta hace muy poco se había llegado a la conclusión de que Hygiea cumplía tres de los requisitos indispensables que debe tener un planeta enano. Sin embargo, observar su superficie con la resolución necesaria ha permitido conocer más a fondo su forma y su tamaño, llegando a la conclusión de que Hygiea es un planeta esférico. Para ello se ha utilizado el instrumento de óptica adaptativa SPHERE del Very Large Telescope (VLT), ubicado en el Desierto de Atacama (Chile) y formado por 4 telescopios ópticos de 8,2 metros cada uno.

Hasta ahora, Hygiea es el menos estudiado de los cuatro asteroides con diámetros superiores a 400 km (Ceres, Pallas, Vesta e Hygiea), cuyos grandes tamaños pueden haberles permitido alcanzar el equilibrio hidrostático al principio de su historia. Tal y como recoge el estudio, de ello se deduce que algunas de sus propiedades físicas básicas, como su forma y su estado de centrifugado, aún no se han limitado de forma fiable. Aún así, y tal y como asegura Muy Interesante, las estimaciones de los investigadores establecen que Hygiea tiene un diámetro que ronda los 430 km mientras que, por ejemplo, el de Ceres es de 950 km.

Hygiea forma parte de una familia de, nada más y nada menos, que 7.000 asteoides y todos ellos proceden del mismo cuerpo. Este numeroso anillo de rocas heladas se encuentra situado, para os hagáis una idea, entre Júpiter y Marte. Después de realizar numerosas simulaciones numéricas, los investigadores concluyeron que esta gigante familia de asteroides se formó como resultado de una colisión frontal con un proyectil cuyo diámetro oscilaría entre los 75 y 150 km. Tal y como podemos leer en Muy Interesante, este violento episodio habría ocurrido hace unos 2.000 millones de años y sería también el origen de la forma esférica de nuestro planeta enano.

planeta enano

A pesar de las dimensiones de este llamativo evento espacial, los astrónomos no observaron cráteres o huellas significativas en la superficie de este nuevo planeta enano. De hecho, aunque observaron la superficie de Hygiea en un 95% de su total, solo identificaron dos cráteres que no habrían sido causados durante este episodio debido a su pequeño tamaño que apenas (entendamos la relatividad del espacio) alcanzan el volumen de un objeto de 100 km aproximadamente. Ahí es nada.

Imágenes: ESO/P. Vernazza et al./MISTRAL algorithm (ONERA/CNRS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *