Impresión 3D para facilitar el acceso a prótesis infantiles - Nobbot

Impresión 3D para facilitar el acceso a prótesis infantiles

Lidia Contreras, terapeuta ocupacional y experta en asesoramiento y ergonomía de diseño

En 2015, en el seno de Medialab-Prado, nació un proyecto colaborativo llamado Autofabricantes. Este proyecto, tiene como objetivo el desarrollo de manera colectiva  de soluciones en código abierto para asistencias técnicas personales, tales como prótesis de manos para niños, utilizando técnicas de impresión 3D e involucrando en el proceso a todo tipo de agentes, técnicos y ciudadanos. Las nuevas herramientas de fabricación digital, el código libre, el cuidado mutuo y el aprendizaje expandido de multitud de profesionales y ciudadanos hacen posible este proyecto. En dos años se ha creado una comunidad de trabajo, ahora convertida en asociación, y compuesta por una amalgama de perfiles personales y profesionales (familias, niños, ingenieros, diseñadores, terapeutas ocupacionales…), en la que se ha podido ir generando un debate sin tabúes y se ha tejido una red con otros colectivos y personas con proyectos similares.

prótesis de mano para niños

¿Por qué se orienta especialmente a prótesis de mano para niños? Se ha visto la necesidad de investigar sobre una alternativa ética y política al sistema protésico de patentes y sobrecostes de una industria cerrada. Las familias, no pueden asumir el coste que supone el acceder a unas prótesis cubiertas por el sistema sanitario, pero que ellos deben asumir en anticipo.

A principios de 2017 nace Supergiz, en colaboración con la empresa Nación Pirata y la Fundación Rafa Puede. Supergiz es un concepto diferente de prótesis en el que no se imita la forma y función de una mano, sino que a través de un sistema de anclaje se utilizan un conjunto de gadgets que ayudan en actividades diarias de las niñas y niños. Con él se ha buscado dar apoyo o facilitar ciertas actividades del día a día.

Los niños que nacen sin la extremidad superior o con alguna patología que restringe la actividad de una de sus manos, son muy hábiles y capaces de realizar casi todo de manera autónoma, pero hay ciertas actividades, sobretodo las que implican el uso de ambas manos simultáneamente o que requieren mucha precisión, en las que observamos que necesitaban ayuda.

impresión 3D en colaboración con los niños

El proceso de prototipado para impresión 3D de la Supergiz comienza a través de la estrecha colaboración con un niño, con el que se fueron probando los diferentes materiales y diseños en sus sesiones con la terapeuta ocupacional y se fueron eligiendo los más adecuados. Finalmente se optó por un filamento con cierto componente elástico, que garantizara el ajuste y la comodidad al niño. Una vez elegidos los materiales, se empezaron a diseñar los diferentes gadgets: para montar en bicicleta, un lanzapelotas, una pala para nadar, un soporte para el vaso o el yogur, un adaptador para cubiertos o lápices y un abrochabotones, entre otros.

A partir del primer prototipo, ya es el turno de lanzarnos de pleno a fabricar. La fabricación, utilizando la impresión 3D, se realiza de manera personalizada, es decir, cada niño tiene un pulpo que se adapta perfectamente a la forma de su muñón o su mano. Para ello, hemos ido creando equipos de trabajo multidisciplinares, compuestos por un niño y su familia, varios diseñadores industriales, un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional.

De esta manera, y con el punto de vista de todos los miembros desde sus conocimientos y formación, se obtienen unos resultados muy ajustados a las necesidades del niño gracias a la impresión 3D. Los pequeños eligen sus propios gadgets, aquellos que van a utilizar más en su día a día y además se les pide que nombren alguna actividad que quieren realizar y ahora no pueden, y el equipo se pone manos a la obra para poder diseñar estos nuevos gadgets: remar en una piragua, tocar la guitarra, hacerse una coleta, jugar al tenis y saltar a la comba son algunos de los nuevos gadgets creados.

En resumen, los pasos que seguimos en el proceso son: tomar medidas y/o escanear el miembro para poder adaptar el pulpo a las características de cada niño, diseñar el pulpo y los gadgets con algún  programa informático, imprimir el producto y probarlo con el niño, realizar cambios y mejoras y finalmente, imprimir el definitivo.

Impresión 3D

sonrisas infantiles

Que el equipo vea las sonrisas de los niños que se ensanchan al colocarse su nueva prótesis, que se vean capaces de hacer cosas que antes no podían, que su día a día sea más sencillo, es básicamente lo que nos da la energía para seguir moviéndonos. Los resultados han sido muy gratificantes, tanto que llevamos ya dos ediciones de talleres con niños, familias, diseñadores y terapeutas, y seguiremos convocando más.

La Asociación Autofabricantes, además, ha seguido trabajando en otros proyectos. A continuación, exponemos brevemente en qué consisten:

  • Prótesis mioeléctrica: es el proyecto inicial y central del proyecto Autofabricantes, en el colabora todo el equipo y llevamos más de dos años investigando. En la actualidad estamos en la última fase de investigación pre-test y esperamos realizar las primeras pruebas con los niños a corto plazo. La complejidad técnica de esta prótesis de mano ha hecho que la investigación se alargue tanto tiempo. Tras las pruebas y ajustes se realizarán talleres con las familias para co-diseñar algunas partes y que empiecen a utilizar este tipo de prótesis.
  • Prótesis mecánicas: se trata de un tipo de prótesis muy sencillas que tras unas adaptaciones podemos imprimir en 3D y las niñas y niños pueden utilizar. Ellos eligen el modelo y colores y en pocas pruebas pueden empezar a utilizar en su vida diaria. Actualmente hay tres niños, como Leo, que ya las utilizan, tanto de mano como de brazo.
  • Bipedestador: es una línea nueva en la que estamos desarrollando un bipedestador de prona y supino con giro en las piernas. Es una asistencia técnica que permite estar de pie a niñas y niños con algún tipo de parálisis cerebral. Actualmente estamos terminando la versión uno antes de llevarla a más familias con una versión dos con mejoras.
  • Un Instrumento para Henar: esta iniciativa consiste en un instrumento de percusión tipo MIDI realizado ex profeso para que Henar, con parálisis cerebral, pueda tocar en la escuela y a través de la música mejorar su aparato locomotor. Lo estamos realizando en colaboración con la asociación Un Instrumento para Henar que trabaja en Cuenca para que Henar se integre dentro de la orquesta de la ciudad.