La industria del cine no se libra del machismo de nuestra sociedad

Un algoritmo confirma el machismo en la industria del cine

Como tantos ámbitos de la vida, la industria del cine no se libra del machismo, cuya expresión más violenta fue denunciada por el movimiento #metoo.

Ahora un nuevo algoritmo desarrollado por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres demuestra la existencia de otro tipo de sexismo, menos obvio, que marca la carrera de las actrices en el mundo de la farándula.

Según el trabajo de estos investigadores, hablamos de un sector muy precario, en el que las tasas de desempleo rondan el 90 % y solo el 2 % se puede ganar la vida con esta profesión. Además, solo 3 de cada 10 actores alarga su carrera más allá de un año.

la industria del cine no es país para mujeres

En este contexto, es especialmente dura la situación de la mujer, víctima de sesgos que marcan su desarrollo profesional, que tienen que ver con el sexo y también con la edad. Así, su trayectoria profesional suele ser incluso más corta que la de los actores y es más probable que el primer año sea el más productivo.

Por si fuera poco, después de una mala racha, son los hombres los que encuentran trabajo antes que las mujeres.

Según explica explica a Sinc uno de los autores del estudio, el profesor Lucas Lacasa, “no me atrevería a decir con seguridad las razones, pero sospechamos que es clave el machismo que hay en el mundo del espectáculo, donde, por ejemplo, hay menos papeles femeninos para actrices de mediana edad”.

Además de estas conclusiones relacionadas con el sesgo, la inteligencia artificial desarrollada por los científicos también detecta un sesgo habitual fuera de la pantalla: los ricos son cada vez más ricos. En el mundo del espectáculo este sesgo se traduce en que los actores más conocidos obtienen la mayoría de los trabajos, debido a las buenas perspectivas comerciales que ofrecen a los productores.

La base de datos que han utilizado los investigadores es Internet Movie Database (IMDb), con las que analizaron las carreras de 1.512.472 actores y 896.029 actrices de todo el mundo desde el año 1888, cuando se rodó la primera película, hasta 2016. El objetivo de este trabajo era definir, cuantificar y predecir el éxito de los actores en términos de su capacidad para mantener un flujo constante de trabajo.

Imagen de cabecera: Frances McDormand tras ganar el Oscar en 2018. The Conversation.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *