La inteligencia artificial, alumna de los "bebés científicos"

Aprender de los bebés «científicos» para enseñar a los robots

A pesar de los importantes avances en el campo de la inteligencia artificial, la mayoría de las máquinas aún requieren cientos de horas de capacitación para lograr un desempeño similar al humano, mientras que nosotros podemos aprender cómo completar esas tareas en unas pocas horas.

Estudios recientes han destacado dos elementos clave a la capacidad de los humanos para adquirir conocimiento tan rápidamente, como son la física intuitiva y psicología intuitiva.

Desde sus primeros años de vida, los seres humanos tienen la capacidad innata de aprender continuamente y construir modelos mentales del mundo, simplemente observando e interactuando con cosas o personas en su entorno. Los estudios de psicología cognitiva sugieren que los humanos hacen un uso extensivo de este conocimiento adquirido previamente, especialmente cuando se encuentran en situaciones nuevas o cuando toman decisiones.

Estos modelos de aprendizaje intuitivo, que se han observado en humanos desde las primeras etapas de desarrollo, podrían ser esenciales para el aprendizaje futuro de las máquinas, o por lo menos así lo creen investigadores del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea (KAIST).

Bebés científicos

«Imaginen bebés humanos en una habitación con juguetes situados a una distancia alcanzable. Están constantemente agarrando, lanzando y realizando acciones en objetos. A veces, observan las consecuencias de sus acciones, pero a veces pierden interés y pasan a un objeto diferente. La visión del niño como científico sugiere que los bebés humanos realizan sus propios experimentos para descubrir más información y, finalmente, aprender a distinguir diferentes objetos y crear representaciones más complejas de ellos», explican los investigadores en su trabajo.

En una serie de experimentos con inteligencia artificial utilizando esta capacidad de los bebés, la nueva técnica diseñada por este equipo de investigadores logró una gran precisión. La inteligencia artificial realizó una mayor cantidad de acciones exploratorias diferentes.  De esta forma, lo investigadores coreanos creen que, en el futuro, se podrán desarrollar herramientas de aprendizaje automático que puedan utilizar sus experiencias pasadas de manera más rápida y efectiva.

muy lejos de la súper inteligencia artificial

Tal como explicamos en Nobbot, la capacidad actual de la súper inteligencia artificial se halla pues muy lejos de la definición de la misma formulada por el gurú de Oxford Nick Bostrom:  «un intelectual que es mucho más listo que los mejores cerebros humanos prácticamente en cualquier campo, incluyendo la creatividad científica, sabiduría general y habilidades sociales».

“Nosotros tenemos una inteligencia versátil. Hacemos muchas cosas mal, pero podemos hacer muchas cosas”. Para llegar a la inteligencia artificial “fuerte”, necesitamos un marco científico en el que no estamos ni de lejos», afirma Marc Torrens, Profesor asociado del Departamento de Operaciones, Innovación y Data Sciences de ESADE.

Fuente: Techxplore
Imagen: Regina Petkovic en Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *