Celaá: "Hay que transformar el modelo educativo heredado de la sociedad industrial" - Nobbot

Celaá: «Hay que transformar el modelo educativo heredado de la sociedad industrial»

Dado el impacto de la automatización en el mercado de trabajo, hay una urgencia para formar a los trabajadores y conseguir que puedan aprovechar las oportunidades que ofrece la transformación digital, tal como destacó Isabel Celaá, Ministra de Educación y Formación Profesional, en el Summit 2019, organizado por DigitalES.

¿Deberíamos centrarnos en enseñar “soft skills” como el emprendimiento y la resolución de problemas, y dejar toda la capacitación laboral a las empresas? ¿Cómo construimos nuevos sistemas de formación basados en habilidades que abarquen a los empleadores y a las instituciones para permitir que los trabajadores sean lo más flexibles posibles?

Según Isabel Celaá, Ministra de Educación y Formación Profesional, la digitalización está transformando la generación del conocimiento, impulsando un imparable cambio cultural que desafía al orden conocido y que solo ofrece la certeza  del cambio, cuyas consecuencias son imprevisibles.

Por ello, «hay que transformar el modelo educativo heredado de la sociedad industrial, que ya ha dejado de existir tal como la conocimos, aunque aún mantiene inercias, como las que se dan en la escuela». El Gobierno apuesta, entre otras medidas, por la digitalización de los centros educativos y la incorporación a a la Formación Profesional de habilidades relacionadas con la sociedad de la información.

Isabel Celaá, Ministra de Educación y Formación Profesional
Isabel Celaá, Ministra de Educación y Formación Profesional

isabel celaá:  «inclusión, calidad y equidad»

Esa transformación educativa debe basarse en tres pilares: inclusión, calidad y equidad. «Hay que combinar el binomio virtuoso de excelencia y equidad y los conocimientos deben relacionarse de una forma más trasversal, adelgazando los currículos para impulsar un modelo educativo más competencial, ya que no es el momento de meras repeticiones o de responder a preguntas que no necesiten pensar», explicó Celaá.

«Hay que transformar los aprendizajes -explicó- para que las personas podamos ser protagonistas de un futuro con mayor equidad y mejor convivencia». En este sentido, la Ministra destacó la necesidad de impulsar capacidades como la creatividad, el pensamiento crítico y la colaboración, todo ello sin olvidar la ética. Esto es así pues, en su opinión, «el uso crítico de la tecnología es más importante que la propia tecnología».

las empresas demandan nuevos perfiles

La necesidad del cambio del modelo educativo fue refrendada por representantes de distintas empresas presentes en el Summit 2019, organizado por DigitalES. Juan Carlos Cubeiro, Head of Talent en ManpowerGroup, destacó que en España vivimos una situación de sobrecualificación y 2,5 millones de compatriotas que han tenido que irse de nuestro país.

Cubeiro lamentó la falta de talento digital en España, ya que en 2020 habrá 85.000 posiciones tecnológicas que no se podrán cubrir.

Ignacio de Orúe, Director de Personas, Comunicación y RRII en Orange

Sobre esta posible falta de talento digital en España, Ignacio de Orúe, Director General de Personas, Comunicación y Relaciones Institucionales de Orange cree que, a menudo, las empresas tienen estructuras organizativas que ocultan dicho talento, que debe ser detectado y desarrollado para prepararse para un futuro que ya está aquí.

cambio cultural en orange

«Por ello, en Orange trabajamos para que todos los empleados tengan oportunidades de desarrollo, además de ser cuidadosos con aquellas personas que tienen potencial para que estén preparados en asumir nuevas responsabilidades. Una de las palancas más potentes es la movilidad funcional, que permite potenciar el desarrollo profesional de los empleados», explicó de Orúe.

Resulta esencial el cambio cultural dentro de las empresas. Ignacio de Orúe cree que «no hay que tomar la cultura corporativa como algo de lo que se habla después de hablar de negocio». El directivo está convencido de que no puede haber buenos resultados en la empresa sin asegurar el bienestar del empleado.

La fórmula para que este cambio cultural cale en los trabajadores y se puedan superar las resistencias internas es, para Ignacio de Orúe, simple: «comunicación e información hasta la extenuación». 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *