España vive una caída de matriculaciones en las carreras STEM

Falta de orientación y dificultad académica: por qué los jóvenes no cursan carreras técnicas

El sector tecnológico y digital sufre un problema de captación de talento generalizado, tanto en Europa como en España. Según los datos del Ministerio de Educación entre 2010 y 2017 las matriculaciones en carreras STEM descendieron en España un 28%.

El estudio “El desafío de las vocaciones STEM” realizado por DigitalES y elaborado por EY, analiza esta caída junto a la situación de los programas formativos en secundaria, FP y Universidad, y trata de encontrar respuestas a por qué los alumnos y alumnas de nuestras aulas descartan las materias que forman a los profesionales más demandados de hoy y del futuro.

El informe ha sido presentado por Isabel Celaá, ministra de Educación en funciones, quien remarcaba la importancia de preparar a las nuevas generaciones para el contexto digital que estamos viviendo. «El desafío de la escuela en este momento no es enseñar a leer o escribir. Hay que unir el desarrollo de la destreza a la revolución digital y no hay otra alternativa» aseguraba.

Existen, al menos, 10.000 empleos vacantes en el sector tecnológico en España por falta de cualificación y se calcula que, entre 2017 y 2022, la digitalización será la responsable de la creación de 1.250.000 empleos en nuestro país. ¿Por qué no se decantan entonces los más jóvenes por las carreras STEM?

FALTA DE ORIENTACIÓN Y DIFICULTAD ACADÉMICA

Los principales motivos, según el estudio, por los que los alumnos no se decantan por las carreras STEM se resumen en: la dificultad académica (40%) y la falta de orientación y conocimiento de cara al futuro (65%). La orientación laboral impacta en los alumnos desde el momento en que tienen que escoger itinerario en el colegio hasta la elección de la carrera que quieren estudiar. De ahí la necesidad de acompañar y aconsejar a nuestros alumnos en este camino partiendo de una base de conocimiento.

La falta de formación o interés en tecnología y TIC’s se conforma como otro de los factores que acusan la caída de los perfiles técnicos. Según datos del estudio, el 61% de los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP ha cursado únicamente una asignatura de tecnología, asegurando el 30% que no ha cursado ninguna.

carreras STEM
Presentación de «El desafío de las vocaciones STEM». DigitalES

Los directores también abogan por un cambio en el enfoque y el tratamiento recibido por la tecnología en las aulas. El 72% considera que las materias relacionadas con tecnología y TIC’s deberían adquirir mayor importancia e incluirse como asignaturas obligatorias. De hecho, algunos de ellos mencionan la necesidad de que la tecnología se convierta en una asignatura transversal y se tome como herramienta para el resto.

Las matemáticas se convierten en un reto para los alumnos a medida que avanzan en su formación académica. Mientras que en Primaria la percepción de esta materia es generalmente positiva, la realidad es que el 73% de los alumnos de Secundaria reconoce tener problemas para entenderlas.

APRENDER PARA PODER ENSEÑAR

En el plan de estudios de la carrera de magisterio únicamente entre el 10% y el 12% de los créditos están destinados a matemáticas y/o TIC.  La posibilidad de especializarse en materias STEM es muy baja ya que sólo 1 de cada 10 universidades españolas incluye entre su oferta especialidades de esta índole.

Según el estudio de DigitalES, solo el 3% de los profesores encuestados está especializado en matemáticas, tecnología o TIC. Además, el 59% de los profesores opina que los conocimientos adquiridos en matemáticas durante la carrera no son suficientes y el 85% considera que necesita más formación en TIC para desarrollar mejor su trabajo.

carreras STEM
Pixabay

En este ámbito, Isabel Celaá ha querido remarcar el compromiso del Gobierno asegurando que existe un programa de acciones para desarrollar la competencia digital en el profesorado entre las que se encuentra la creación de una escuela de inteligencia artificial en el propio Ministerio. Además, ha asegurado que no existen voces disonantes en este ámbito y es posible hacer un Pacto de Estado por la educación STEM y la conveniencia de impulsar estas vocaciones ante la revolución digital.

ELLAS CREEN QUE SON PEORES EN LAS CARRERAS stem

Tradicionalmente, las carreras STEM han sido estudiadas principalmente por hombres, siendo las mujeres una clara minoría. Según el estudio presentado por DigitalES, el principal motivo de esta brecha de género responde a una combinación de estereotipos y expectativas sociales. De hecho, un 76% de los directores cree que todavía existen determinados estereotipos relacionados con el género de los estudiantes y las carreras.

En los últimos años, los datos relativos a la matriculación en carreras técnicas han reflejado una caída considerable y, a pesar de que esta bajada también se ha producido en los chicos, ha sido más pronunciada en las chicas. Mientras que en la universidad ellas son el colectivo mayoritario (55% chicas) su representación en las ingenierías no superó el 25% en 2018. Según la ministra Isabel Celaá “la feminización del sistema educativo contrasta con la masculinización del mercado laboral”.

carreras STEM
Pixabay

El nivel de confianza en sí mismas se constituye como un valor fundamental a la hora de elegir una carrera. Los resultados muestran que un porcentaje mayor de chicos, (33% vs 22%), reconoce no tener dificultades para entender las matemáticas y resolver problemas. Cabe destacar que las chicas persiguen una finalidad más social a la hora de escoger su futuro profesional y, por ende, la carrera que van a estudiar.

La falta de referentes femeninos en el campo científico-tecnológico es otra de las causas de la baja presencia de las mujeres en las carreras STEM. Como recordaba la ministra, tan solo 17 mujeres han recibido un Premio Nobel en campos científicos, frente a los 572 hombres que se han alzado con un galardón de estas características.

HAY MUNDO MÁS ALLÁ DE LA UNIVERSIDAD

El estudio realizado por DigitalES remarca en múltiples ocasiones la importancia de la formación fuera de las aulas universitarias, incluyendo entre sus encuestados a los alumnos de FP. Siguiendo esta línea, Isabel Celaá destacaba que en 2025 la mitad de los empleos que se van a ofertar en Europa “van a ser de cualificación media, esto indica que tenemos que impulsar la FP”. Para ello, “estamos diseñando ya 80 nuevas ofertas de FP asociadas a materias tecnológicas. Cada año ofreceremos no menos de 15 nuevas ofertas formativas en cursos de especialización”.

carreras STEM
Pixabay

Por su parte, Luz Usamentiaga, Directora de Relaciones Institucionales de Orange, abogaba por la búsqueda de perfiles especializados también fuera del ámbito universitario. «Los perfiles que se necesitan son tan distintos y de una intensidad tan diferente que no basta con ir a las universidades. Tenemos que acudir, por ejemplo, a la FP».

¿Qué podemos hacer para fomentar las vocaciones stem?

El informe resume algunas recomendaciones para mejorar los problemas identificados:

  • Los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP no disponen de formación técnica académica suficiente. Estimular actividades STEM extracurriculares y la tecnología como asignatura trasversal y obligatoria.
  • En la Educación Primaria, los profesores no disponen de la formación ni confianza suficientes para impartir matemáticas y tecnología. Mejorar los programas de Magisterios en materias técnicas.
  • Los profesores necesitan más formación para orientar a los alumnos en la toma de decisiones académicas. Impulsar departamentos exclusivos de orientación.
  • Debe impulsarse una visión más social sobre las carreras técnicas.
  • Hoy siguen existiendo estereotipos asociados a determinadas carreras técnicas que deben eliminarse, aumentando la visibilidad de referentes femeninos en estas materias.
Imagen destacada: Alicia Richart, Directora General de DigitalES; Isabel Celaá, Ministra de Educación en funciones y Eduardo Serra, Presidente de DigitalES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *