Más de mil actividades por el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Más de mil actividades por el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Más de la mitad de los estudiantes universitarios de España son mujeres, según los datos de la OCDE. Sin embargo, si solo tenemos en cuenta las disciplinas agrupadas bajo el acrónimo STEM (ciencias, matemáticas e informática) las estudiantes representan solo un 30%, mientras que en ingeniería son el 23%, una brecha de género que profesionales, profesores e investigadores luchan por romper.

Aunque el interés de las mujeres por la ciencia ha subido del 9,9% en 2014 al 13,7% en 2016 y, por su parte, el de los hombres ha descendido del 20,4% al 18,5%, según los datos de la última ‘Encuesta de Percepción Social de la Ciencia’, realizada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y esta brecha de género relacionada con el interés por la ciencia se ha reducido a la mitad en solo dos años, cada 11 de febrero se celebra el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, promovido por la ONU, para continuar con esta tendencia.

Este día trata de ser un impulso para poner fin a los prejuicios, que se aumente la inversión en educación y mejorar así las perspectivas profesionales de las investigadoras, que habitualmente trabajan bajo un techo de cristal que les dificulta alcanzar puestos altos en la jerarquía: las investigadoras representan un 39% de las científicas españolas, pero solo hay tres rectoras. El nombramiento de la química Rosa Menéndez como nueva directora del CSIC hace unos meses es un ejemplo de cómo se intenta cambiar esta situación.

día de la mujer y la niña en la ciencia

España celebra el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia con más de mil eventos repartidos durante todo el mes y coordinados por la plataforma 11 de febrero, un altavoz de las actividades que se pueden hacer estos días. Han programado actividades orientadas a todos los niveles, desde colegios y librerías a museos y centros de investigación. Charlas, cuentacuentos, juegos de preguntas y respuestas, concursos de vídeos, encuentros con científicas, escaparates temáticos en librerías, tertulias, talleres tecnológicos… son solo unas pocas de las incontables iniciativas que encontramos en su web.

Hypatia: recursos para cuestionar estereotipos

En Europa encontramos propuestas como Hypatia, un proyecto coordinado por NEMO, el museo de ciencias de Ámsterdam (Países Bajos) y que cuenta con la participación de 15 países, entre los que se encuentra España. ”El objetivo es crear actividades relacionadas con el género muy sencillas que cualquier entidad, como colegios, museos, centros de investigación y empresas, pueda descargar y hacer”, explica a la Agencia Sinc la responsable del proyecto en nuestro país, Sonia Garcinuño, del Área de Investigación y Conocimiento de la Fundación ‘La Caixa’.

apoyar a futuras ingenieras

La escasez de ingenieras ha llevado a la Real Academia de Ingeniería a desarrollar el proyecto Mujer e Ingeniera, con talleres en colegios y un programa de mentoras en el que las jóvenes graduadas reciben consejo de ingenieras con experiencia.

Centrado en la informática, Technovation Challenge es un concurso internacional para que las niñas aprendan a programar. Desde 2015 ha visitado Barcelona y Madrid y, en la última edición, 55 niñas aragonesas de entre 10 y 18 años han empezado a desarrollar apps para móviles que ayuden a solucionar problemas como el bullying y los accidentes de tráfico. Las finalistas viajarán a Silicon Valley (California, EE.UU).

Barrio Sésamo también se suma

Por su parte, las marionetas de Barrio Sésamo se han unido a la lucha. En una sección del programa llamada ‘Little Adventures’ los personajes Abby y Lola aprenden de ciencia junto a los espectadores, en muchas ocasiones de boca de científicas de carne y hueso.

En Wikipedia, prensa o conferencias

La brecha de género va más allá de colegios y laboratorios y los grandes proyectos europeos y las actividades organizadas alrededor del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia no son la única forma de limarla. La propia Wikipedia solo cuenta con un 16% de editoras y el número de artículos destinados a mujeres relevantes, STEM incluido, es menor. Por eso la creadora de la Wikiesfera, Patricia Horrillo, organiza ‘editatonas’ con el objetivo de aumentar su número.

Para que las investigadoras también logren más visibilidad en artículos de prensa, conferencias o comités, una comunidad estadounidense formada por más de 20.000 mujeres STEM de un centenar de países, 500 women scientists, ha desarrollado una herramienta para ‘buscar’ científicas’ expertas en cualquier campo.