Mclon, el robot español de 20 euros que está enriqueciendo las aulas

Mclon, el robot español de 20 euros que ha aterrizado en las aulas

Mclon. A industriosa. tecnoloxia.org

Aprender sobre robótica y tecnología es una de las asignaturas pendientes que tiene nuestro sistema educativo. Tal y como nos contaba en su día, Jesús Moreno León, jefe del área de experimentación en el aula en el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado, en gran parte nuestro país el alumnado todavía puede cursar toda la formación obligatoria sin apenas tener contacto con estas habilidades. Para acabar con estas carencias y establecer una relación entre los adolescentes y los robots, un grupo de profesores de tecnología de Vigo ha creado Mclon, una réplica nacional y barata de otro robot que los alumnos han aprendido a montar y programar.

Un clon muy asequible

El robot original que ha inspirado a los creadores de Mclon fue bautizado como mBot MakeBlock y cuesta alrededor de cien euros. Por el contrario, su réplica gallega ronda los 20. El autómata original se basa en Arduino, una plataforma de creación electrónica de código abierto cuya principal característica es el hardware y el software libre, flexible y fácil de utilizar para los creadores y desarrolladores.

Por ello, tanto el robot original como su copia poseen el mismo hardware y el mismo software y los alumnos pueden realizar idénticas prácticas y resolver exactos desafíos tanto con la versión cara como con su clon para carteras más apretadas.

El aspecto de este pequeño Mclon es el de un coche con grandes faros y su versatilidad es tal que puede adaptarse a múltiples niveles educativos, aunque es especialmente adecuado para trabajar a la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato. Los alumnos pueden adquirir gracias a Mclon una enorme cantidad de competencias tecnológicas ya que son ellos quienes se encargan del montaje, diseño, impresión de piezas y conexión electrónica.

Los materiales para construir nuestro propio Mclon se pueden adquirir online mientras que el chasis y las ruedas se obtienen a través de la impresión 3D. Más tarde, aquel que se encuentre en plena construcción tendrá que ensamblar todas las piezas y realizar las conexiones adecuadas. El proceso creativo y la decoración corren por cuenta nuestra imaginación.

«No queremos ganar dinero con este proyecto, sino contribuir a la comunidad. Queremos ayudar, especialmente, a los maestros de tecnología y alumnos de la escuela secundaria con un recurso que les permite trabajar con robots, divertirse y aprender de ello. No es una copia sino una contribución» afirma María Loureiro, profesora del IES Primeiro de Marzo de Baiona, miembro de A Industriosa e impulsora del proyecto, para La Voz de Galicia

Un proyecto con futuro

Desde que Mclon viera la luz en octubre de 2018 ha logrado viajar por el ancho y largo de la geografía española. Ya ha llegado a las aulas de ciudades como Valencia, Zaragoza, Barcelona… e incluso a países del continente americano entre los que se encuentran Argentina y Brasil.

Mclon. A industriosa. tecnoloxia.org. Fuente: Twitter

«No fabricamos robots, compartimos el conocimiento (material necesario, pasos que deben darse en el ensamblaje, pruebas de operación, prácticas y desafíos de programación). Con esa información abierta, cualquiera puede montar su robot. Tenemos noticias de mClons en muchos institutos de Galicia, así como del resto del Estado y de otros países « asegura Loureiro para La Voz de Galicia.

El proyecto continúa en pleno desarrollo y está abierto a todas las modificaciones que los alumnos o profesores quieran sugerir. Cualquiera que lo desee puede mejorar los diseños 3D, añadir nuevos sensores, ampliar la funcionalidad… en definitiva, el abanico de propuestas es bastante amplio así que si alguna idea os ronda la cabeza, no dudéis en darle vuestro propio toque a Mclon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *