La arruga también es bella en Instagram y estas ancianas lo demuestran

La arruga también es bella en Instagram y estas abuelas lo demuestran

Las redes sociales y, en particular, Instagram parecen soportes creados para las nuevas generaciones, pero no solo son para millennials. Por mucho que nos asuste hacernos mayores, cumplir años nos aporta sabiduría y nos permite conocernos a nosotros mismos, tal como demuestran estas abuelas que han llegado a Instagram para quedarse. En sus imágenes, lucen las personalidades más arrolladoras, sin tapujos; de una forma que muchos deberían aprender ante el postureo generalizado y vacío que desborda esta red.

Estas abuelas son un ejemplo claro de la pérdida del miedo a envejecer, de cómo lucir las canas con mucho estilo, y de cómo presumir de cicatrices y arrugas sin ningún tipo de complejo. Su actitud es un ejemplo para todos, en este tiempo de bellezas estandarizadas y, por supuesto, jóvenes.

Helen Van Winkle, calcetines de colores frente a una vida dura

Esta octogenaria se ha convertido en todo un fenómeno social y mediático con sus atuendos juveniles y extravagantes, muy del estilo Miley Cyrus, con la única diferencia que aportan sus 88 años. Esta mujer, cuyo alias es @baddiewinkle, aquí donde la veis, es una resiliente que perdió a su marido en un accidente de coche mientras celebraban su 35 aniversario de bodas y, posteriormente, perdió a su hijo por cáncer. Helen afirma que llevaba una vida muy triste, y que lo único que le daba fuerzas era cuidar de su otra hija. Pero algo le esperaba, un nuevo capítulo en su vida.

@womenshealthmag 🌈

Una publicación compartida de ¡¡BADDiE!! (@baddiewinkle) el

Su nieta, Kennedy, le regaló un día unos vaqueros cortos, una camiseta de colores y unos calcetines con hojas de marihuana que hicieron de esta anciana un fenómeno Instagram, donde ya cuenta con casí 4 millones de seguidores. Kennedy subió la foto a internet y esta fue acogida con entusiasmo, cambiando su vida por completo, alejando la tragedia y empujándola hacia adelante. Jamás volverá a posar con rasgos de anciana en una foto.

en una residencia, pero con estilo

Esta australiana de 71 años ha pasado su vida codeándose con los mejores diseñadores y artistas de su época y es una de las grandes representantes de la moda en Instagram. Sus diseños étnicos y retro la convirtieron en un icono de la moda, gracias a su estilo brillante y eléctrico.“No vamos a ser viejitas con cabello azul sentadas en una residencia para ancianos”, dijo Jenny Kee (@jennyjeeoz) para The New York Times. “Si vamos a estar en una residencia, estaremos ahí con mucho estilo”.

Dinner with Francois @hotelcostes Paris #hotelcostes #paris #jennykee #dinosaurdesigns

Una publicación compartida de Jenny Kee (@jennykeeoz) el

Tras un accidente en el tren de Granville en 1972. al que sobrevivió, Jenny fusionó la moda y el arte como forma de hacer frente a su trauma, a través de distintas pinturas protagonizadas por aves, flores, ópalos y peces tropicales. Sus labios rojos están inspirados en una flor australiana, la waratah o telopea.

Una baby-boomer redescubierta

Beatrix Ost es la pura imagen de la superación. Esta alemana de 78 años de edad convirtió el horror en una marca de belleza, haciendo de la herida que había dejado en su frente el cáncer de piel, una cicatriz al más estilo Harry Potter. Afrontó su enfermedad como una llamada para su crecimiento personal, dejando a un lado los pensamientos negativos y manteniéndose fiel a sí misma y a sus convicciones. No le interesa lo que piensen los demás, sus fotografías son una oda al sentimiento de belleza de las mujeres y se siente una baby-boomer redescubierta.

Esta pintora, escultora, bailarina, actriz, cineasta, diseñadora y escritora es conocida como “La dama de Instagram” o @beatrixost, reuniendo más de medio millón de seguidores en esta red social. Su elegancia hipnotiza, su mezcla de lo actual y lo antiguo, del fondo de armario y de lo imposible de combinar, hace que sea un personaje amado tanto por sus fans como por la industria de la moda.

No son disfraces, son prendas artísticas

Esta diseñadora de 63 años es especialista en convertir sus looks en las historias más extravagantes, divertidas y locas, sin seguir los parámetros actuales, al más puro estilo ecléctico. Esta “viejecita” nos confunde con la mezcla de objetos y accesorios extraños, haciéndonos creer que va disfrazada. Pero no, todos sus looks reflejan una personalidad rebosante de alegría y dan lugar a lo que ella denomina “arte usable”.

Los 96 años de una estrella de instagram

La nonagenaria Emestine Stollberg se ha convertido en todo un fenómeno viral como modelo de Instagram para una boutique de moda austriaca. Markuss Strasser, cofundador y estilista de The Park Boutique, explica que la decisión de convertir a “Emi” en icono de su marca se tomó porque la moda puede adaptarse a cualquier persona, independientemente de la edad.

Ya han pasado dos años desde que Strasser decidiera utilizar a “Emi” como modelo, después de mucho tiempo cruzándose con ella en la cafetería más cercana a su tienda. Desde entonces, Emi se ha convertido en un personaje popular entre los clientes, llamando la atención del mundo de la moda. Incluso se llegó a pensar que sería modelo en la semana de la moda en París. Podía parecer que esta modelo y bailarina estaba llegando al final de su carrera, pero aún con 96 años, seguro que le quedan muchas fotos por hacerse y compartir en Instagram.

La mujer que se viste para ser invisible o no

El estilo un poco vintage y hippie de esta sesentera inglesa no pasa desapercibido. Sarah Jane, alias @saramaijewels, es reconocida en las redes por todos aquellos que aman la fotografía, las joyería antigua, el humor y el espíritu aventurero. Cuando era una niña, tenía una caja de zapatos llena de viejos objetos, como piezas de cerámica, tubos de arcilla o monedas que descubrió en su jardín. Esos objetos le fascinaron por las historias que podían contar y pronto se convirtieron en sus propios talismanes. A día de hoy es una de las más importantes mayoristas de joyas antiguas en el comercio de Australia, dónde vive desde los años 80.

Home girl ❤🎈❤#mywrinklesaremystripes #home #sydney #shesback #rolex #homegirl

Una publicación compartida de Sarah Jane Adams (@saramaijewels) el

Se reconoce cómo una mujer con un estilo camaleónico, que mezcla referencias culturales e históricas de todos los lugares que ha visitado en sus extravagantes atuendos. Pero la gran paradoja es que se declara en contra de la moda, afirmando que mata la expresión individual y convierte el estilo en una forma de comercio dictatorial.