Nuevo sistema de monitorización en el hogar para los más mayores

Nuevo sistema de monitorización en el hogar para los más mayores

El envejecimiento físico, la sensación de soledad y los problemas de seguridad son factores de riesgo en nuestros mayores que, ahora, y gracias a un nuevo sistema de monitorización desarrollado por la Universitat Jaume I, pueden sentirse más protegidos con las nuevas tecnologías. El nuevo dispositivo permite localizar a personas mayores dentro de sus propios domicilios con ayuda de la señal wifi; permitiendo ubicarlas en cada momento para, así, construir un modelo de comportamiento. El objetivo es detectar a distancia potenciales situaciones de riesgo o de deterioro en sus funciones cognitivas o físicas.

El sistema funciona a partir de datos de conducta obtenidos al aplicar un algoritmo, y nos informa si el comportamiento de la persona se ciñe al modelo previsto o si existen desviaciones ocasionales que  indiquen un cambio progresivo en su comportamiento que sea un síntoma de una posible situación de peligro. En caso de variación en las pautas habituales se avisaría a los especialistas en salud o a los familiares con toda la información disponible.

monitorización y teleasistencia

En una sociedad donde la población adulta prefiere vivir en sus domicilios y no en residencias, la teleasistencia ha permitido que las familias se sientan más desahogadas  a la hora de cuidar y atender a sus mayores. Este dispositivo no influye en la manera de experimentar su día a día ya que no necesita de ningún tipo de infraestructura especial, serán aparatos que no tengan que usar, sólo llevar encima.

El estudio ha estado dirigido por el profesor Óscar Belmonte del Grupo de Investigación GIANT (Machine Learning for Smart Environments) con la participación de Raúl Montoliu, del mismo grupo; Antonio Caballer, del Grupo de Investigación de Intervención y Evaluación en contextos socioeducativos, y Merche Segarra del Departamento de Administración de Empresas y Marketing.

La universidad pública de Castellón ha concedido una ayuda para validar este nuevo sistema con personas mayores de 55 años. El proyecto tiene una duración de 15 meses.

Serena, teleasistencia en movilidad

Esta es una muestra más de cómo la tecnología acude en ayuda de los más mayores. Otra muestra sería Serena de Orange, un servicio de atención para personas mayores que, por primera vez, combina todas las ventajas de las telecomunicaciones y la teleasistencia, tanto en casa como fuera de ella. Este proyecto se lanzó de la mano de Orange España e Ilunion Sociosanitario, y permite que los usuarios (principalmente personas mayores de 65 años y dependientes, lo que supone una población superior a los 9 millones de personas en España), puedan disfrutar de todos los servicios que ofrece la teleasistencia, así como de una atención cualificada e inmediata en caso de necesidad urgente, en todo el territorio nacional gracias a su dispositivo móvil y a la app desarrollada a tal efecto.

Además, este servicio de teleasistencia en movilidad funciona durante las 24 horas de día, los 365 días del año, solo accionando un botón, que está disponible tanto en su terminal móvil como en la propia app. Serena dispone de funcionalidades como los avisos de emergencias, la comunicación con personal cualificado experto en teleasistencia mediante chat, llamadas de acompañamiento o geolocalización. Los usuarios de este servicio cuentan también con un sistema de notificaciones de agenda personal y familiar, como las relativas a la medicación, las citas médicas o los eventos familiares, entre otras.

Serena se puede solicitar tanto a través del teléfono 1470 de atención al cliente de Orange como en las tiendas de la operadora por solo 15,90 € al mes, sin costes de alta o instalación, sin permanencias y sin necesidad de otro terminal que el propio móvil del cliente, facilitando así una asistencia completa y especializada al alcance de todos.