El Monopoly que habla gracias a un asistente de voz

El Monopoly que habla: un asistente de voz para modernizar un juego muy mítico

Es posible que el Monopoly sea uno de los juegos de mesa más míticos de la historia. Muchos de nosotros hemos pasados horas y horas frente a su tablero, intentando convertirnos (aunque fuese de forma figurada) en los especuladores más exitosos de nuestra casa.

Hemos peleado con uñas y dientes para no arruinarnos y nos hemos enfurruñado como niños pequeños cuando nos ha tocado pasar más de un turno en la cárcel. Vamos, que si no fuera porque los billetes son de mentira, hay poca diferencia con la vida real. El caso es que, a pesar de que el Monopoly es un juego idolatrado por muchas personas que desearían que no cambiase ni un ápice, no podemos dejar de avanzar. Al menos esa es la idea de la compañía de juguetes Hasbro, que quiere modernizar el Monopoly para que no solo sea mítico, sino que se adapte a los nuevos tiempos.

Adiós billetes, hola comandos de voz

Esta idea de adaptación a las nuevas tecnologías ha llevado a Hasbro a instalar un comando de voz en uno de sus Monopoly. En esta versión no habrá dinero en efectivo (lo sentimos) ni tampoco cofres o tarjetas familiares. Toda la responsabilidad recae sobre un sombrero que habla y que dirige el juego con todo el desparpajo que puede. El asistente es capaz de interpretar comandos sencillos y de respondernos también de viva voz, concretamente con la del magnate de Monopoly Rich Uncle Pennybags.

Este altavoz central tiene varios botones que representan a cada jugador y el procedimiento, por ejemplo, para conocer nuestros datos bancarios es muy sencillo. Eliges un personaje, presionas el botón correspondiente en el asistente y casi al instante tendrás un resumen de tus finanzas. Cómodo, sí, pero con esta versión no activaremos nuestra mente contando billetes de colores chillones.

Monopoly
Hasbro

El juego se podrá adquirir por el módico precio de 30 dólares aunque no sabemos con seguridad si lo encontraremos en las estanterías de las jugueterías españolas. Eso sí, solo podrán participar en cada partida 4 jugadores así que, si conseguís una de estas versiones, elegid bien con quién la estrenáis.

¿Para qué sirve el Monopoly que habla?

La instalación de un asistente de voz en una de las versiones del mítico juego de Hasbro responde a una necesidad temporal. Como habréis experimentado en vuestras carnes, las partidas de Monopoly son más largas que un día sin pan. El asistente de voz ayudará a agilizar el ritmo del juego y, de esta forma, a reducir el tiempo de las partidas. Que jugar al Monopoly no monopolice tu tiempo vaya.

El asistente de voz puede convertirse también en una baza contra los tramposos ya que si este altavoz se encarga de llevar nuestras finanzas, no habrá listillo que se ponga unos cuartos de más en su cuenta bancaria imaginaria.

Un juego muy reivindicativo

A diferencia de lo que muchos piensan, el Monopoly se creó para reivindicar una realidad considerada como dañina para la sociedad, el monopolio. La historia oficial puede encontrarse dentro del juego y, narra, cómo durante en la Gran Depresión, Charles Darrow creó el Monopoly como método para entretener a sus hijos cuando estaba desempleado. En un principio, las compañías de juguetes a las que les presentó la idea lo rechazaron, pero el juego empezó a circular de manera natural  y Parker Brothers invirtió en él. Ya eran millonarios. Una historia muy conmovedora que no se ajusta a la realidad.

Pixabay

Antes que Darrow, una mujer progresista, feminista y de espíritu provocador, Lizzie J. Magie Phillips, materializó en su creación sus ideas políticas antimonopolísticas. Lizzie utilizó su tablero para intentar convencer a la gente de los peligros del monopolio y lo esencial que era hacer que las tierras fueran una propiedad común. Fueron muchos los que se apropiaron de su idea, dejando de lado el objetivo con el que el Monopoly había nacido. De esta forma, este popular juego de tablero, se convirtió en otra idea “antisistema” que termina engullida por el sistema que trataba de denunciar.

¿LA ERA DE LOS ASISTENTES DE VOZ?

Según la investigación “Conversational Commerce”, señala que más de la mitad de los internautas (51%) ya son usuarios de asistentes de voz, en gran parte a través de sus teléfonos móviles (81% de ese 51). Según este estudio, en 2021 el 40% de los encuestados dice que elegiría un asistente de voz en lugar de una aplicación móvil o sitio web.

Djingo

Los asistentes de voz se abren camino en el mundo de la tecnología. Apple con Siri fue uno de los pioneros en un campo en el que Google, Microsoft y Amazon avanzan a un ritmo acelerado con sus respectivos asistentes: Google Assistant, Cortana  y Alexa. En España, Orange lanzó recientemente su asistente virtual Djingo, incorporado en un altavoz inteligente. Un interfaz que permite, entre otras cosas, hacer llamadas, interactuar con Orange TV y controlar los servicios de hogar conectado que ofrezca la operadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *