"La película Adiós es un viaje a la oscuridad que acaba en la luz"

Paco Cabezas: «Adiós es un viaje a la oscuridad que acaba en la luz»

Después de su andadura por Hollywood, Paco Cabezas ha decidido volver a España, concretamente a su Sevilla natal para rodar una de las obras con más alma de toda su carrera. La película Adiós es el título de este nuevo thriller que cuenta una historia de venganza y redención de la mano de dos de los actores más reconocidos de nuestro país: Mario Casas y Natalia de Molina.

Adiós narra la vida de Juan, un convicto al que le dan permiso para salir de prisión con motivo de la comunión de su hija. La celebración acaba en tragedia cuando la pequeña fallece de forma repentina. Esto desencadenará un auténtico caos en el que el sufrimiento, la corrupción y las drogas se entremezclan. En Nobbot hemos podido hablar con Paco Cabezas y con dos de los actores de este film, Mona Martínez y Vicente Romero, para conocer de cerca este nuevo proyecto.

la película Adiós y La otra sevilla

La desgarradora historia que nos cuenta Paco Cabezas muestra una Sevilla muy distinta a la que estamos acostumbrados a ver. La realidad y la ficción se mezclan en uno de los barrios más conocidos a la par que polémicos de la capital hispalense, las Tres Mil Viviendas. “Nosotros entramos en el barrio hablando con los patriarcas, contándoles de qué iba la película. Al principio fue un proceso delicado y complejo porque es la primera película que se rueda en las Tres Mil Viviendas. Pero lo acabaron entendiendo” nos relata Paco.

Una parte de Paco Cabezas ve la luz y la refleja en las localizaciones de una historia que no trata de ocultar la otra cara de la moneda. Nos cuenta que sus orígenes están muy cerca de este barrio, algo que le ayudaba a entender el entorno y a saber reflejarlo en la gran pantalla. “Fue un proceso muy bonito, sobre todo por ver que se puede hacer algo positivo allí” asegura.

La intención de ambientar el film en las Tres Mil Viviendas no tenía solamente fines artísticos. Paco Cabezas resalta en todo momento la importancia que ha tenido en este proyecto la participación de los vecinos, quienes han hecho las veces de actores secundarios, extras e incluso han formado parte del equipo de organización, facilitando el rodaje hasta límites insospechados. La interacción entre ambas partes ha sido constante y, tal y como asegura el director, “hablamos con ellos para que participasen y la película generase, realmente, dinero dentro del barrio”.

La herencia de Hollywood

Su experiencia en grandes producciones como Penny Dreadful o American Gods le ha permitido entender que, en la ficción, cada euro y cada idea cuentan. “Lo que está en la pantalla es lo que realmente se ve así que tienes que ser muy inteligente para saber dónde colocas la cámara. He aprendido a aprovechar cada milímetro de celuloide para hacer la mejor película posible”.

La tierra siempre llama y, aunque la Meca del cine siempre será la Meca del cine, Paco Cabezas ha querido volver a sus orígenes, huyendo en cierto modo de la sobreproducción que rodea a Hollywood. A la pregunta ¿Por qué volver a España? nos responde con un simple y directo “lo necesitaba”. No hay más, ni trampa ni cartón.

Para Mona Martínez también es un auténtico regalo volver a su tierra con un proyecto como este. “Volver a rodar allí implica que alguien se preocupa de contar las historias de tu tierra” nos cuenta.

Adiós

“Ustedes no sabéis de lo que es capaz una madre”

Esta es una de las frases más llamativas del tráiler de la película, pronunciada por el personaje de Mona Martínez. “El papel de las mujeres en la película es el de unas luchadoras que se han hecho a sí mismas. Han estado en un mundo de hombres pero se han puesto el mundo por montera”.

Mona Martínez interpreta a María, la madre ficticia de Mario Casas. Una mujer que no solo se ha enfrentado a situaciones complicadas sino que, además, se ha erigido como protectora y defensora de los suyos. “Son personajes que ponen a la familia por delante y que se ofrecen a morir ante cualquier cosa que ponga en peligro a sus seres queridos” afirma.

Un punto y seguido

Esta no es la primera vez que Paco Cabezas hace una película en nuestro país. En el año 2011 estrenó Carne de Neón, un film en el que también participaron Mario Casas y Vicente Romero. Para este último, volver a trabajar con Paco ha sido un auténtico regalo. «Yo admiro y quiero mucho a Paco. Las veces que él me llame yo estaré».

Después de su andadura por Estados Unidos, la técnica de Paco Cabezas ha evolucionado hasta límites insospechados y los actores que ruedan con él alaban una forma de trabajar que califican de pragmática y minuciosa. «Se ha perfeccionado e incluso ha cogido una madurez tremenda. Su manera de trabajar es muy hermosa y todo el equipo lo agradece» nos cuenta Vicente Romero.

Este nuevo film, que ha sido producido por Apache Films y Adiós La Película AIE, en coproducción con La Claqueta y en asociación con Sony Pictures International Productions, cuenta también con la participación de la Junta de Andalucía y de compañías como Orange.

Adiós, según el propio Paco Cabezas, es un viaje a la oscuridad que acaba en la luz. Aún recuerda una frase que leyó cuando tan solo era un niño con la que asegura que no seríamos capaces de apreciar las cumbres de la felicidad sin los abismos de la tristeza. La redención se convierte en la verdadera protagonista de una historia que nos enseña a decir adiós a aquellos que se van.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *