ping an good doctor o clinicas de un minuto en china

Ping An Good Doctor: el médico online y las clínicas de un minuto se expanden en China

Estamos más que acostumbrados a escribir sobre los estrosféricos avances tecnológicos que se logran alcanzar en China. Algunos de ellos son realmente útiles y sorprendentes, mientras que otros… bueno juzguen ustedes mismos. Lo que hoy nos ocupa puede sonar un poco raro, avisamos. Eso sí, es original como poco. Hablamos de cabinas y médicos online, dos conceptos que parecen no tener nada que ver (partiendo de que el médico online no termina de convencer). Sin embargo, y como no podía ser de otra manera, en China han logrado unir estos dos elementos para que la gente pueda acudir a la consulta de su médico sin la necesidad de que este se encuentre presente. Además, la cita tendrá lugar en un sitio al que estamos poco acostumbrados (por lo menos para esta función): una cabina. Este artificio es obra de Ping An Good Doctor, la principal plataforma de atención médica online del país.

El médico virtual en 3 metros cuadrados

Hace un año, Ping An Good Doctor puso en marcha un proyecto piloto que pretendía probar la efectividad de una cabina de 3 metros cuadrados en la que se desarrollarían las consultas. El experimento ha ido avanzando y, a día de hoy, se han instalado casi un millar de unidades en 8 provincias chinas diferentes. Estas clínicas se conocen coloquialmente como «clínicas de un minuto» y lo cierto es que están teniendo una buena acogida entre la población.

El usuario tan solo debe entrar en el habitáculo (lo sentimos pero todavía no podemos llamarlo consulta) y conectarse con un doctor virtual que atenderá sus necesidades. Este proyecto de Ping An Good Doctor utiliza la inteligencia artificial para poner a disposición del enfermo una plantilla de 200 expertos. Además, interacciona con el paciente gracias a la información procedentes de «300 millones de consultas previas».

El asistente virtual que os atenderá recopilará los datos del paciente a través de su historial médico y de las indicaciones o síntomas que este le exprese. A partir de ahí, realizará un diagnóstico preeliminar que será supervisado por médicos reales a través de videoconferencia. No os preocupéis si el asistente se equivoca porque Ping An Good Doctor toma las medidas necesarias para evitarlo. Además, parece que aún no se fían del todo del asistente virtual y nada como un médico de carne y hueso para dar el visto bueno. No sea que nos intoxiquemos con el jarabe que nos mande o nos salga urticaria con las pastillas que nos recomiende.

Ya que tocamos el tema de los medicamentos, os diremos que os olvidéis de ir a la farmacia. Justo al lado de la cabina en la que se desarrollará la consulta encontraréis un dispensador de medicinas para que, si estáis muy malitos, no tengáis que daros otro paseo. En el caso de que no haya existencias de aquello que necesitáis, tampoco os preocupéis porque Ping An Good Doctor ha pensado en todo. La app de la plataforma permite comprar onlilne los medicamentos que necesitéis en farmacias cercanas. Vamos, más fácil imposible.

El caso es que esta plataforma de atención médica online cuenta con 228 millones de usuarios y la idea es continuar con la expasión de este innovador (y por qué no decirlo, un poco loco) proyecto. La nuevas cabinas se han instalado en grandes y medianas empresas, grandes comunidades de viviendas, cadenas de farmacias y otras áreas concurridas y el plan es que dentro de 3 años no hablemos de miles, sino de cientos de miles. Vamos que eso del ambulatorio tradicional podría tener sus días contados en China.

Médicos rápidos, usuarios felices

Aunque a nosotros nos parezca todo un poco raro, lo cierto es que los testimonios de los usuarios de estas clínicas de un minuto son bastante positivos. En MobiHealthNews se recoge el de una señora que parece estar encantada con esta idea de ir al médico en una cabina. «El clima ha sido frío últimamente y mi hijo ha enfermado, así que probé la ‘clínica de un minuto’. Los médicos online ahorran mucho tiempo de espera y, además, las clínicas están abiertas las 24 horas. […] Si estos servicios pueden popularizarse, harán la vida más cómoda» aseguraba la mujer.

Fuente: Ping an good doctor

Ping An Good Doctor cuenta con el apoyo del gobierno chino que está metido de lleno en el proyecto «China saludable» (con la contaminación que hay por allí sabes). El Consejo de Estado emitió el pasado mes de abril una declaración en la que mostraban su apoyo al mercado de atención médica, asegurando además que les gustaría que la expansión de este fuera todo lo rápido posible.

Como véis, el futuro está cada vez más cerca y lo que nos trae es realmente sorprendente. Quién sabe si algún día dejaremos de ir a visitar a nuestro médico de toda la vida a ese ambulatorio cargado de carteles y olor a lejía y le contaremos nuestros síntomas a un asistente virtual en medio de la calle. Eso del trato cercano entre paciente y doctor, por lo que parece, tiene los días contados en China. Eso sí, de momento, nosotros tendremos que seguir acudiendo a nuestro centro y mirando a la nada en la sala de espera. Dentro de un tiempo…pues ya veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *