Querido Google Maps, llévame al Imperio Romano (literalmente)

Querido Google Maps, llévame al Imperio Romano (literalmente)

Google Maps se ha convertido en un aliado imprescindible para cualquier ruta aventurera que se tercie. A nadie se le ocurre atravesar los Pirineos o mismamente ir a cenar a un restaurante nuevo sin consultar primero con esta especie de salvavidas de los caminos.

Aunque a veces pierda un poco el norte, a Google Maps se lo perdonamos casi todo y a nadie se le ocurre castigarlo sin ir a esa cala virgen que habéis visto en internet (básicamente porque sin él igual ni llegamos). Pero, aunque sus funciones han mejorado a niveles estratosféricos, a nadie se le había pasado por la cabeza crear un Google Maps que nos permita viajar en el tiempo, al menos hasta ahora. Dos profesores de la Universidad de Stanford han desarrollado Orbis, una especie de navegador del antiguo Imperio Romano que recrea fielmente las percepción que por aquel entonces tenían de las distancias y el tiempo.

El Google Maps del pasado

Orbis está ambientado en el año 200 de nuestra era, es decir, el momento en el que el Imperio Romano se encontraba en su máximo esplendor territorial, ocupando nada más y nada menos que 3 continentes. Ya que se hacen las cosas, que se hagan bien. Su función es la de calcular las distancias entre diversas poblaciones y saber el tiempo exacto que tardaríamos en llegar si pudiéramos trasladarnos miles de años atrás. Vaya, toda una experiencia.

Que a nadie se le pase por la cabeza que Orbis nos marca el tiempo de viaje en coche, tren y avión porque por más avanzados que estuvieran los romanos, la cosa no funcionaba así por aquel entonces. La plataforma recrea digitalmente los medios de transporte del momento y alberga 84.000 kilómetros de vías terrestres, 28.000 de rutas fluviales y más de 192.000 trayectos marítimos.

google maps
Orbis

Calculando ruta…

Para conocer, por ejemplo, cuánto tardaríamos en llegar de Roma a Cartago tendremos que rellenar una serie de datos imprescindibles. Entre ellos, la estación del año ya que no es lo mismo atravesar los caminos en pleno vendaval de invierno o en plena floración primaveral. De hecho, el modelo de navegabilidad de Orbis siempre incluye dos velocidades marítimas en función de la época del año y de las condiciones meteorológicas.

Si seguimos una marcha militar la cosa también varía considerablemente y la diferencia entre ir a lomos de un precioso caballo o andando es abismal. Este Google Maps del pasado nos da la opción de elegir las rutas más cortas, rápidas o económicas, vaya toda una modernidad.

Orbis no solo nos marca el mejor camino para ir de una punta del Imperio a otra sino que tiene en cuenta las razones que movían a los ciudadanos romanos a desplazarse. Es que eso de las vacaciones para desconectar del estrés no se llevaba mucho en aquella época.

Los creadores de la plataforma son Walter Scheidel, historiador romano en la Universidad de Stanford y Elijah Meeks, responsable tecnológico. El trabajo realizado ha requerido un enorme esfuerzo de documentación y recopilación de información en lo referente a las ciudades, rutas de paso o puertos empleados en el Imperio Romano. Su intención no es otra que la de conocer y mostrar al mundo las formas de movilidad y las limitaciones que existían allá por el año 200 d.C.

Imagen destacada: Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *