Yo quiero ser científica y estos videos me van a animar

“Yo quiero ser científica” y estos divertidos videos me van a animar

El proyecto Yo quiero ser científica se ha tomado muy en serio la divulgación de la vida y obra de científicas del pasado para despertar vocaciones científicas femeninas, algo que hace mucha falta. Para ello, está compartiendo una serie de divertidos videos, a través del blog Traductor de Ciencia, que nos permiten conocer la labor de investigadoras como Hipatia de Alejandría, Sofia Kovalévskaya, Ada Lovelace o Maria Sibylla Merian, cuyos nombres han quedado ensombrecidos frente a los de otros colegas masculinos. En Yo quiero ser científica colaboran nueve profesoras que imparten docencia en diferentes titulaciones de ingeniería de la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

Con Yo soy científica la UPNA, con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT)-Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, se suma a este homenaje a científicas del pasado, difundiendo vídeos desenfadados sobre sus vidas y obras. Dentro de este mismo proyecto, estas nueve profesoras representan obras teatrales, dirigidas a niñas de entre 8 y 11 años, que buscan visibilizar modelos para que las niñas puedan identificarse y e inspirarse.

Yo quiero ser científica…y tengo referentes

El objetivo de los videos es dar visibilidad a mujeres científicas con el doble fin de revelar una parte de la historia de la ciencia poco o nada conocida y potenciar que las niñas puedan identificarse con figuras femeninas del ámbito científico y tecnológico, sirviéndoles así de inspiración.

Más de la mitad de los estudiantes universitarios de España son mujeres, según los datos de la OCDE. Sin embargo, si solo tenemos en cuenta las disciplinas agrupadas bajo el acrónimo STEM  las estudiantes representan solo un 30%, mientras que en ingeniería son el 23%.

Yo quiero ser científica
Las profesoras implicadas en el proyecto “Yo quiero ser científica”. De izq. a dcha.: Idoia San Martín Biurrun, Aránzazu Jurío Munárriz, Silvia Díaz Lucas, Edurne Barrenechea Tartas, Patricia Aranguren Garacochea, Leyre Catalán Ros, Marisol Gómez Fernández, Alicia Martínez Ramírez y Gurutze Pérez Artieda.

“Es difícil recordar nombres de mujeres que hayan destacado en la ciencia y la tecnología más allá de Marie Curie -explica Gurutze Pérez Artieda, investigadora del Instituto de Smart Cities (ISC) de la UPNA y docente adscrita al Departamento de Ingeniería Mecánica, Energética y de Materiales-. Sin embargo, existen muchas más y han aportado cosas importantes. Queremos conocerlas y que se conozcan para animar a las niñas a que desarrollen su vida profesional en los ámbitos de la ciencia y la tecnología”.

Los primeros videos elaborados por estas investigadoras, dentro de la iniciativa Yo quiero ser científica, están dedicados a Sofia Kovalévskaya, Ada Lovelace, Maria Sibylla Merian o Hipatia de Alejandría.

ada lovelace, pionera en programación

Ada Lovelace, hija de Lord Byron, desde pequeña se sintió inspirada por su madre que era científica, para convertirse en una destacada mente matemática. Lovelace trabajó con Charles Babbage en la Universidad de Londres en sus planes para un “motor analítico” (considerado el precursor de la computadora ) para desarrollar formas de programar la máquina. Entre sus notas se encuentra lo que se reconoce hoy como el primer algoritmo destinado a ser procesado. Como consecuencia, se la describe a menudo como la primera programadora de ordenadores con algoritmos matemáticos, convirtiéndola esencialmente en “la primera programadora de computadoras”.

Sugirió el uso de tarjetas perforadas como método de entrada de información e instrucciones a la máquina analítica. El lenguaje de programación Ada, creado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, fue nombrado así en homenaje a Ada Lovelace.

la primera doctora en matemáticas

Por su parte, Sofia Vasilyevna Kovalévskaya fue la primera matemática rusa de importancia y la primera mujer que consiguió una plaza como profesora universitaria en Europa (Suecia, 1881). Sofia escribió el más importante de sus trabajos en la Universidad de Estocolmo, y en ellos resolvía algunos de los problemas al que matemáticos famosos habían dedicado grandes esfuerzos sin obtener frutos.

la primera entomóloga experimental

Maria Sibylla Merian  fue una naturalista, exploradora y pintora alemana considerada como una de las más importantes iniciadoras de la entomología moderna, gracias a sus detalladas observaciones y descripciones, con ilustraciones propias, de la metamorfosis de las mariposas. Actualmente la especie Catasticta sibyllae, lepidóptera de Panamá recientemente descrita, lleva su nombre en honor a los aportes de Maria Sibylla Merian para la entomología neotropical.

una mártir de la ciencia

Hipatia de Alejandría fue una filósofa y maestra neoplatónica griega, natural de Egipto, que destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía, miembro y cabeza de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas, llevando una vida ascética. La figura de Hipatia se ha convertido en un verdadero mito: desde la época de la Ilustración se la presenta como a una «mártir de la ciencia» y símbolo del fin del pensamiento clásico ante el avance del cristianismo.